>A bordo del submarino "Dolphin" de Israel.

>



Israel mantiene secreto sobre sus submarinos y se niega a divulgar detalles sobre sus capacidades o las operaciones que realizan. Sin embargo, al “Jerusalem Post” y a otros tres reporteros se les dio la oportunidad poco común de unirse a la tripulación del “Dolphin” en un ejercicio de entrenamiento de rutina.

Como anécdota personal puedo citar que en 1998 cuando se estaban realizando las pruebas en la fábrica de HAGEN en SOEST (Alemania) de las baterías de propulsión de uno de estos submarinos se había dispuesto un dispositivo de seguridad tal que, además del riguroso control de entrada a la factoría, la zona de laboratorios estaba acordonada y únicamente se permitía el acceso a la misma a los técnicos responsables de los ensayos; al preguntar la razón de tanto sigilo, inicialmente no quisieron ofrecer ninguna razón hasta que pasados unos meses simplemente explicaron que se estaban realizando unas pruebas de recepción secretas. Sin mas detalles.

Entre los años 1999 y 2000, los tres submarinos DOLPHIN hicieron escala técnica en el puerto de Cartagena (España) en donde se obtuvieron las fotografías que acompañan este artículo.

F.J.


“¡Inmersión, inmersión, inmersión!”, grita el Comandante. “M” a través del altavoz del submarino “Dolphin” de la Armada de Israel. Un segundo después, el timonel empuja el sistema de gobierno del buque y el submarino se sumerge en un ángulo de 45 grados y baja a casi 300 metros por debajo de la superficie del Mediterráneo.
El SSK (submarino diesel-eléctrico) está ejecutando una rutina de ejercicios de entrenamiento a unas pocas docenas de kilómetros de Haifa y alguno de los 40 tripulantes practican la extinción de incendios en la sala de máquinas, mientras que otros están en la búsqueda de fugas entre las miles de tuberías que corren a través del submarino.
Mientras tanto, después de llevar el SSK a profundidad de periscopio, el Comandante. “M”, Capitán del “INS Dolphin”, camina hacia un lado y otro del Centro de Información de combate observando las 20 pantallas de plasma que muestran todo lo que un comandante de submarino necesita saber. Por ejemplo, las lecturas del sonar, el estado de los sistemas de armas, el nivel de combustible y oxigeno, el estado de carga de las baterías, las cantidades de agua potable a bordo y otros parámetros clave. A medida que gira, el periscopio traslada los cambios en superficie hasta el CIC. El Comandante “M” se asegura que el submarino esté a una distancia segura de otros buques cercanos al puerto de Haifa.
Los tres submarinos “Dolphin”, “Leviatán” y “Tekuma”, se construyeron en Alemania a mediados de la década de 1990, conforme a especificaciones que los posicionan entre los SSK más avanzados del mundo. Estos submarinos están rodeados de un aura de misterio a lo que además contribuye el hecho de que
en realidad nadie sabe dónde se encuentran los submarinos en un momento dado, este hecho, sin duda refuerza la capacidad de disuasión de Israel”, explica el Capitán “O” comandante de la Flotilla de 7, que opera los submarinos.
Con una frontera a lo largo del Mar Mediterráneo, el papel de la Armada es proteger a Israel y sus aguas territoriales de los grupos terroristas y de las armadas extranjeras hostiles. Con este fin, lleva a cabo patrullas regulares a más de 100 kilómetros de la costa.
Pero para un país que recibe un porcentaje significativo de sus suministros militares y no militares por mar, la defensa de las rutas del mar es de un interés estratégico vital. La Armada ha invertido mucho en sus tres corbetas misilísticas multimisión y ultra sofisticadas corbetas Saar 5, pero se dice que sin su flota de submarinos, no podrían eliminar adecuadamente la amenaza de aislamiento en caso de guerra.
No hay mucho que decir sobre la participación de los submarinos en las recientes operaciones de guerra israelíes, incluyendo la Segunda Guerra del Líbano y las operaciones en la Franja de Gaza. “Podemos recoger datos de inteligencia, ya sea en modo electrónico o mediante un agente humano, traer un conjunto de sensores de diferentes clases y recopilar información sin que nadie sepa que estamos allí fuera”.


El programa “Dolphin” fue aprobado en 1989 si bien llegó a ser cancelado por restricciones presupuestarias un año mas tarde; varios meses después de esa decisión, estalló la Primera Guerra del Golfo y varios misiles Scud iraquíes se lanzaron hacia Israel. Los informes respecto a que las ojivas químicas iraquíes, fueron posiblemente desarrolladas por Iraq con asistencia de empresas alemanas, tensaron las relaciones entre Berlín y Jerusalén, lo cual llevó al gobierno alemán a ofrecer “ayuda humanitaria y militar” en la forma de dos submarinos de la clase “Dolphin” sin costo. El tercer submarino se ordenó un año más tarde y el costo se dividió entre Alemania e Israel. A estos tres submarinos pronto se sumarán otros dos SSK que están actualmente en construcción en Howaldtswerke-Deutsche Werft AG (HDW), Kiel Alemania. Estos nuevos SSK están programados para entrar en servicio a mediados de la próxima década. Con un desplazamiento de alrededor de 1.700 toneladas y menos de 60 metros de eslora, solo 8 mts. mas que los “GAL”, los “Dolphin” son muy maniobrables, y están totalmente automatizados. Cuentan con informática integrada; están equipadas con dos sonares de baja frecuencia, sonar pasivo y su sistema integrado de combate les permite seguir y evaluar un gran número significativo de objetivos. Los periscopios de los “Dolphin”, integrados, con visión nocturna y de imágenes térmicas, se han diseñado especialmente para esta clase y permiten que cualquier cosa que el capitán considere importante, se retransmita a una pantalla de la CIC.

Según Jane’s Fighting Ships, la clase “Dolphin” tiene la capacidad de lanzamiento de vehículos de transporte de buceadores de combate para ocho comandos, que lanza a través de sus tubos de torpedo de 650 mm. y permite a los comandos llegar a la costa sin ser detectados.

En el caso de un conflicto con Irán, si Israel decide la participación de sus submarinos de la clase Dolphin, la ruta más rápida sería través del Canal de Suez. Tomar el camino más largo, alrededor de África, exigiría a los “Dolphin” a repostar dos veces en un puerto amigo o reponer combustible en el mar.
“El Mar Rojo es un área de vital importancia para nosotros y podría convertirse en un frente importante para Israel”, declaró un alto oficial de la Marina, para explicar la decisión de enviar las naves a través del canal. La presencia de la Armada en el Mar Rojo, también puede ser destinada a combatir el transporte de armas y explosivos a la Franja de Gaza. Si bien Egipto afirma que la mayoría de las armas se introducen de contrabando en Gaza a través del Mediterráneo, los funcionarios israelíes de defensa afirman armamento y explosivos han entrado de contrabando en Gaza a través de las rutas terrestres de África y del Sinaí, hasta llegar a la parte egipcia del “corredor de Filadelfia”.
“Un submarino puede estar en un lugar sin que nadie sepa que existe y puede recopilar información sin que nadie lo sepa”, dijo un alto oficial. Pero “captar datos de inteligencia”, no es el único papel de los submarinos’. Sus misiones son también causar estragos a las rutas marítimas del enemigo, el bloqueo de puertos del enemigo, operar con comandos y – de acuerdo a los informes extranjeros – proporcionar una capacidad de réplica nuclear de “segundo escalón”.

Israel nunca ha admitido que tiene misiles de crucero con capacidad nuclear en sus submarinos. Sin embargo, Jane’s Defense Weekly ha afirmado que el misil Popeye Turbo es un misil de crucero de lanzamiento aéreo con un alcance de más de 200 km. El Popeye fue desarrollado y construido por Rafael, que tiene una sofisticada División de desarrollo de misiles.
Bajo un “sistema de rotación”, el Times informó que dos de los submarinos permanecen en el mar: uno en el Mar Rojo y el otro en el Mediterráneo, mientras que el tercero se mantiene en reserva. Los misiles, dijo el documento, serán lanzados sólo después de la aprobación por cuatro personas: el Primer Ministro, el Ministro de Defensa, el Jefe del Estado Mayor General y el Comandante de la Armada.

Los submarinos utilizan sus motores diesel para cargar las baterías de propulsión que les permite navegar en inmersión y para navegar en superficie. Los nuevos buques que se están construyendo en Alemania, estarán equipados, además de las baterías convencionales de plomo-ácido, con un sistema de propulsión independiente del aire (AIP), que utilizan “pilas de combustible” similares a los nuevos alemanes U 214 y Scorpene hispano francés. “Con esta nueva tecnología, declaró un funcionario, los nuevos submarinos serán capaces de permanecer sumergidos durante más tiempo que los modelos actuales de la clase “Dolphin””.
Israel, sin embargo, no es el único país de Oriente Medio que refuerza su arsenal de submarinos, pero como dice el capitán “O”… “Nuestros adversarios tienen un largo camino por recorrer para ponerse a la par nuestra, pero debemos asegurarnos que siempre estaremos un paso por delante de ellos”.


Free counter and web stats

Anuncios

Un comentario en “>A bordo del submarino "Dolphin" de Israel.

  1. >Aunque Israel nunca haya admitido que tiene misiles de crucero con capacidad nuclear en sus submarinos, yo siempre lo he dado por hecho.En caso de conflicto con Irán o con Siria,Jerusalem tiene todas las posibilidades maás que cubiertas y analizadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s