>Crímenes de Eta: veinticinco años del asesinato del general Atarés

>



ATARÉS, el general que llamó traidor a Gutiérrez Mellado.
Reproducido del diario ABC.
http://www.abc.es/20101223/archivo/juan-atares-gutierrez-mellado-201012231116.htm

Tras varios enfrentamientos con el Gobierno en protesta por la política antiterrorista, este Guardia Civil retirado era asesinado hace 25 años por la etarra Mercedes Galdós con tres disparos por la espalda.

ETA había intentado asesinarle en cuatro ocasiones, todas ellas frustradas por diferentes motivos. Pero el 23 de diciembre de 1985, hace hoy 25 años, los terroristas se salían con la suya y conseguían pegarle dos balazos en la nuca y otro en la espalda cuando paseaba tranquilamente en un parque cerca de su casa de Pamplona. ¿La víctima? Juan Atarés, un general retirado de la Guardia Civil, que había rechazado la escolta en numerosas ocasiones a pesar de los truncados intentos por acabar con su vida y que protagonizó, a finales de los 70 y principios de los 80, algunos enfrentamientos con miembros del gobierno por su política antiterrorista.

La más famosa tuvo lugar siete años antes de su muerte, cuando, delante de un millar de generales, jefes, oficiales y suboficiales del Ejército, tuvo la osadía de llamar «embustero» y «traidor» al entonces ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno, Manuel Gutiérrez Mellado, visiblemente disgustado por la lucha antiterrorista del Ejecutivo.

Desde 1975 «se han registrado legalizaciones de cosas que antes se consideraban nocivas»

En 1979, este general de viejas ideas declaraba en una entrevista a «Blanco y Negro»: «En estos últimos cuatro años (desde la muerte de Franco) se han registrado cambio bruscos y legalizaciones de cosas que antes se consideraban nocivas para la salud de la Patria. En este sentido, yo no puede hacer declaraciones como militar que soy. O «He enterrado a muchos hombres vilmente asesinados por la espalda en el cumplimiento de su sagrado deber».

El polémico incidente comenzó cuando uno de los asistentes leyó un comunicado comentando los últimos atentados terroristas, con una dura crítica a la Constitución. Fue entonces cuando Atarés profirió sus ya famosos «traidor» y «embustero» y abandonó la sala del arsenal de Cartagena entre los aplausos de algunos presentes, a lo queGutiérrez Mellado contestó pidiendo a los que habían aplaudido que salieran. Pero nadie salió y la ovación se tornó entonces a favor de Gutiérrez Mellado.

Juicio de guerra

Atarés fue detenido y sometido a un juicio de guerra del que salió absuelto por los insultos a un superior, pero limitado después a una situación de reserva activa, en la que aún se encontraba el día de su asesinato. Su hija, Matilde, declaraba hace unos meses al Colectivo de Víctimas del Terrorismo en el País Vasco, en un intento de restituir la memoria de su padre: «Lo que nadie dice es que de aquel consejo salió absuelto y que el juicio no fue más que por decir al entonces ministro de Defensa y vicepresidente del Gobierno que, frente a la opinión de que el fin de ETA estaba próximo, él estaba harto de enterrar guardias civiles y sin ánimos para seguir consolando a viudas y huérfanos».

Atarés calificó de «patriotas» a los militares condenados por el golpe de Estado del 23-F

En 1979, la violenta de ETA había sufrido un importante incremento a causa de la aprobación del Estatuto de Autonomía del País Vasco, al la banda se opuso diametralmente, hasta el punto de intentar boicotearlo. Eran los «años de plomo». Además, el mismo año en que Atarés fue asesinado, ya habían muerto a manos de ETA otros tres jefes y generales del Ejército. Y desde el atentado que acabó con la vida de Carrero Blanco en 1973, los terroristas habían asesinado a un total de 35 altos mandos militares. Algo que no podía soportar un hombre que, como afirmó su mujer en el mismo escenario del crimen, nada más morir su marido, «no tenía nada fuera de su familia y su uniforme, al que ha venerado hasta el último día de su vida».

El polémico general volvía a la actualidad a principios de los 80, cuando escribió una carta al «Diaria Alcázar» en la que calificaba de «patriotas» a los condenados por el golpe de Estado del 23-F, proponiendo para ellos, además, la mismas facilidades de reinserción social aplicadas a algunos etarras.

Asesinado por la espalda

Uno de las pocas aficiones que respetaba el viejo general de 67 años era la de pasear por el parque pamplonés de la Vuelta del Castillo, a escasos metros de su casa. Fue en uno de esos paseos cuandoMercedes Galdós, autora de los disparos, y José Legorburu(ambos condenados en 1987 a 29 años de prisión) descendieron del coche conducido por María Cruz Azcona (condenada a 10 años por colaboración), y descargaron las tres balas sobre el Guardia Civil, que tenía con cuatro hijos. De nada sirvieron sus condecoraciones (gran cruz de la orden de San Hermenegildo, tres medallas de sufrimiento por la Patria, una por la campaña de Rusia, la medalla de la Cruz Roja al Mérito Militar y la Cruz de Guerra) con los disparos por la espalda efectuados por la etarra. Ataré moría al instante.

«Yo les perdono, en este momento en que la gente no habla más que de odio», aseguraba su mujer nada más llegar al lugar de los hechos, cuando aún el cadáver no se había levantado.

D.E.P. 

General Atarés.

Anuncios

Un comentario en “>Crímenes de Eta: veinticinco años del asesinato del general Atarés

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s