>El mensaje de Navidad de S.M el Rey

>

Su Majestad, en su tradicional mensaje navideño en estas “entrañables fechas” ha pronunciado un
discurso que merece ser analizado, no tanto por lo que  explícitamente manifiesta, como por lo que insinúa y/o calla.
Con el mejor ánimo interpretativo, carente de cualquier veleidad “anti” , y / o partidista, paso a analizar algunos aspectos del mismo que considero realmente singulares:
1º.- Párrafos del discurso que todos podríamos suscribir por su buenismo y exaltación de valores indiscutiblemente aceptados por la ciudadanía:

…«Somos una gran Nación, orgullosa de su pluralidad y diversidad, integrada en la Unión Europea, con la que estamos comprometidos y por la que siempre hemos apostado. Un país de personas laboriosas y creativas…. bla bla bla,   

lucha por la igualdad de oportunidades, al combate contra las toxicomanías y contra la violencia de género, así como a la necesidad de preservar el medio ambiente… bla bla bla.  

y sobre todo ésto:

 los éxitos deportivos obtenidos por España en 2010. (El Monarca tenía a su izquierda una mesa sobre la que reposaba una fotografía suya junto a la selección española de fútbol, ganadora de la Copa del Mundo el pasado julio). 

2º.-  Pretensión de disolver la gravedad de la crisis económica española en el contexto de la crisis mundial, favoreciendo de esta manera las tesis del gobierno socialista:

La crisis ha requerido la adopción de importantes decisiones por parte de nuestros poderes e instituciones públicas a todos los niveles. A escala europea ha exigido concertar nuevas iniciativas. Pese a ciertos signos alentadores, todavía no se ha logrado una plena estabilización y recuperación internacional.

3º.- Terrorismo y víctimas del mIsmo: Una mención obligada  de esta lacra y por ende muy “descafeinada”, sin exigir a su gobierno, como Jefe del Estado, la rendición de la banda criminal  antes de cualquier negociación ó proceso de paz:

«Quiero reiterar esta noche que el terrorismo solo suscita condena y repudio en cuantos defendemos la libertad y la democracia. No nos debe faltar determinación para  acabar con esta lacra. Honremos y arropemos con todo nuestro cariño y solidaridad a las víctimas de la violencia terrorista y a sus familias». (mejor que acabar sería DERROTAR y nunca NEGOCIAR).

4º.- Mención a las Fuerzas Armadas; sólo diré que los profesionales que están jugándose sus vidas en misiones de GUERRA, no humanitarias, merecerían algo más que lo que que les  dijo el Monarca, su Capitán General, en tan entrañable circunstancia:

gratitud y afecto, a los miembros de nuestras Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad desplazados en otros países, que han sufrido la pérdida de compañeros que permanecen en nuestro recuerdo….bla bla, bla.

5º.- Lo último, pero no lo menos importante: su mesiánico afan de pemanencia como REY y por tanto, Jefe del Estado:

“Quiero, una vez más, asegurar que sigo y seguiré cumpliendo siempre con ilusión mis funciones constitucionales al servicio de España. Es sin duda mi deber, pero es también mi pasión»

Al igual que el Caudillo y Generalísimo Franco,  su mentor, cuando decía: 

“Aquí me tendréis,mientras Dios me dé vida, para seguir rigiendo los destinos de nuestra Patria, con la misma firmeza que años atrás, el tiempo que Dios quiera pueda seguir sirviendo con eficacia los destinos de la Patria”.

 En resumen, un mensaje acomodaticio, inspirado, si no redactado, por el Gobierno, y en el que Su Majestad el Rey,y Jefe del Estado, no aborda los gravísimos problemas que en estos momentos afligen a ESPAÑA y que pueden sintetizare en los siguientes:
1.- Deterioro de la convivencia entre españoles como resultado de una política perfectamente estudiada y diseñada para resucitar viejas heridas que estaban en proceso avanzado de cicatrización.
2.- Deterioro de TODAS las instituciones del Estado cuyo nivel de rechazo por la ciudadanía ha alcanzado cotas insostenibles para un sistema democrático.
3.- Crisis económica cuya profundidad real se pretende ocultar pero que para todos los analistas independientes y para todas las instituciones internacionales es de una gravedad muy superior a lo aceptable. 

F. J. 


Anuncios

3 comentarios en “>El mensaje de Navidad de S.M el Rey

  1. >Esta vez ha sido más breve y menos oído. Sigo pensando que se lo escribe quien se lo escribe. Y por eso a nadie le interesa, porque lee bla bla bla, ya que le escriben bla bla bla. Si lo dice la Constitución misma. Lo que pasa es que no gobierna ni reina. Porque que alguien me diga ¿qué es reinar?Y a paso, que alguien me diga: ¿qué es eso de que le ilusiona reinar y que reinar es su pasión? Es que a mí me suena a Fernando VI el deseado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s