ECONOMIA: Los Presupuestos generales del Estado 2.013

Toda la prensa nacional y parte importante de la extranjera recogen amplia información sobre el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para 2013 (PGE2013) recientemente presentados en las Cortes; así mismo se pueden leer cientos de comentarios sobre los mismos, casi todos ellos muy críticos o como mínimo analizados con desconfianza, pesimismo y en algunos casos hasta con dureza.

En el presente artículo se pretende simplemente comentar algunos aspectos de este, todavía,  proyecto de ley bajo un punto de vista independiente de cualquier consideración política partidista, aunque dando cierto margen de confianza al ejecutivo,  y al propio tiempo con el propósito de no aburrir al lector con cientos de cifras que se pueden encontrar en otros medios que los ofrecen con todo detalle.

Todos los presupuestos se confeccionan para establecer objetivos y diseñar políticas de actuación para conseguirlos; no son, pues, elucubraciones ni estimaciones de “centros de estudios”  que no comprometen a nada; en cambio, si son elucubraciones, todas las críticas que realizan de forma partidista los políticos, técnicos varios y comentaristas económicos en general, muchos de los cuales son periodistas que opinan de una u otra forma según la orientación ideológica del medio para el que trabajan.

Los PGE2013 indudablemente habrán sido previamente negociados y habrán recibido posteriormente el visto bueno de las autoridades económicas de la UE; partiendo de esta hipótesis, se deduce, con independencia de otras consideraciones, que hay que considerarlos satisfactorios para ESPAÑA.

Indudablemente para el orgullo español esta situación es, como poco, vergonzante.Pero es un hecho que dependemos de Bruselas que tiene que prestar miles de millones de euros a nuestro País.

Todavía existen numerosas dudas o incertidumbres sobre la forma en que se van a recibir los millones que necesita nuestra economía y si alguien lo tiene claro, desde luego, de momento, no lo expresa, dando lugar a muchas especulaciones, todas, naturalmente, negativas.

Las grandes líneas que  marcan estos PGE2013 (parciales todavía,por estar pendientes del trámite parlamentario) podrían sintetizarse como sigue:

  • El valor TOTAL  del presupuesto asciende a  319.460,6 millones de euros, frente a los 311.766,6 millones del pasado ejercicio, es decir, supone un 2,5% más.

 

  • Su objetivo fundamental es reducir el déficit público: la diferencia entre los gastos e ingresos públicos en 2013 no deberá superar ese 4,5% del PIB comprometido con las autoridades europeas.

 

  • La previsión de que el producto interior bruto (PIB) caiga un 0,5% el próximo año,es uno de los pilares en que se basa el presupuesto, siendo por otra parte esta previsión la mas discutida por algunos analistas y servicios de estudios privados.

 

  • La partida destinada a pagar a nuestros acreedores asciende a 38.589,5 millones de euros, es decir el  DOCE POR CIENTO del total del presupuesto que irán destinados en 2013 a pagar a nuestros acreedores; esta  cifra supone casi 10.000 millones de euros más de intereses que en el año actual.

 

  • La única partida que se ha incrementado, junto a la deuda, han sido las pensiones, que para 2013 recogen un aumento del 4,9%, hasta los 121.556,5 millones de euros, osea el TREINTA Y OCHO POR CIENTO de total.

 

  • El ejecutivo va a crear una autoridad fiscal independiente para controlar el gasto de todas las administraciones públicas españolas.Considero muy importante esta medida no especialmente resaltada,creo, por los distintos medios.


A la vista de lo anteriormente expuesto se aprecia que queda muy poco margen para realizar transformaciones radicales de la estructura económica global (menos del 40%  incluyendo salarios a funcionarios y otras obligaciones ineludibles).
No coincido por tanto con apreciaciones pesimistas que piensan que se ha perdido un año más en la tarea de estabilizar las cuentas públicas mediante un ajuste creíble.Los objetivos de PIB  y déficit se pueden alcanzar y precisamente para eso se hacen los presupuestos que son, como queda dicho, instrumento de política económica.Creo que es prematuro e injusto certificar que el Gobierno ha fracasado en su política económica, pues si bien no se oculta a nadie que el año 2013 seguramente será peor que el 2.012, pero al menos, cabe abrigar  la esperanza de haber consolidado el esfuerzo para iniciar la tan deseada recuperación económica, pues creo que nuestras fortalezas como nación, a pesar de todo, son importantes y un pesimismo destructivo no conduce a ninguna parte.
Madrid, 30 de septiembre de 2012

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s