El terrorismo yihadista que no cesa: Argelia y Mali

Argelia

El terrorismo yihadista o islamista ha vuelto con fuerza inesperada, golpeando la gigantesca planta gasística de In Amenas, a 1.500 kilómetros al sureste de Argel, una de las instalaciones mejor protegidas en Argelia. En la madrugada del miércoles 16/01, un grupo fuertemente armado de terroristas asaltó dicho complejo de gas con la intención de tomar como rehenes a sus trabajadores extranjeros para llevarlos a Mali y creando el consiguiente conflicto internacional.

El ataque fue reivindicado por el cabecilla terrorista argelino Mojtar Belmojtar, el cual dijo que fue en respuesta a la intervención internacional en apoyo del Gobierno maliense contra los grupos radicales islámicos que operan en las regiones septentrionales de Mali; sin embargo y dado que esta criminal acción requirió una larga preparación ello excluye toda vinculación con la intervención francesa, aunque esta haya sido aducida como pretexto.

Según anunció este lunes 21/01 el primer ministro de Argelia, al menos 37 trabajadores extranjeros de ocho nacionalidades diferentes murieron en el ataque a dicha  planta de gas argelina que concluyó el sábado 19/01/13 tras una operación militar; el primer ministro indicó también que un ciudadano argelino murió y que todavía hay cinco trabajadores desaparecidos; aún no se ha podido identificar a siete de los 37 ciudadanos extranjeros fallecidos.

En la operación de rescate, realizada por fuerzas especiales del Ejército argelino, que se prolongó desde el viernes hasta el sábado,fueron abatidos 29 terroristas y otros tres fueron capturados con vida. Un total de 792 trabajadores fueron liberados, 107 de ellos extranjeros, durante el asalto.

Mali

La intervención militar francesa, Operación Serval,   ha sido bienvenida por la mayoría de los ciudadanos de Mali, no sólo por las autoridades de la capital, habiendo sido avalada también por el Consejo de Seguridad de la ONU que aprobó la “Misión Internacional de Apoyo a Mali”.

El contingente está formado por 2.300 militares franceses,  830 soldados de Nigeria, Níger, Togo y Benín y  250 militares de la Unión Europea, entre ellos unos 50 españoles, cuentan también con apoyo logístico y equipos de los USA.

Es necesario impedir a toda costa que Malí se convierta en una base de Al Qaeda y que no se establezca un nuevo Afganistán en esa zona.

Con su ofensiva para parar a Al Qaeda y sus secuaces en Malí, Francia ha impedido que tomen la capital, Bamako, una capital en el corazón de África.

La amenaza  yihadista  para España

 

La alianza yihadista compuesta por Al Qaeda del Magreb Islámico, AQMI, Ansar Dine (Defensores del Islam) y Muyao (Movimiento por la Unificación y el Yihad en Africa del Oeste) a nadie se le escapa que afecta directamente a nuestros intereses nacionales y a nuestra seguridad. El territorio noroeste maliense -precisamente donde las organizaciones yihadistas han establecido el estado islámico de Azawad, el pasado mes de mayo-, dista menos de 1.000 km de nuestras Islas Canarias y por tanto su evolución en uno u otro sentido podría influir  directamente en la seguridad de nuestros conciudadanos así como en los  intereses comerciales y empresariales que posee España en el Magreb.

En cuanto al peligro para la seguridad de España a que se hace mención anteriormente, deberá incrementarse nuestra alerta pues pretenden aumentar el reclutamiento de yihadistas para la preparación de posibles atentados como ha manifestado lider del AQMI,  Abd Al Wadoud.

 Consideraciones finales

El presidente francés, François Hollande ha afirmado que la toma de rehenes reprimida por el Ejército argelino ha reforzado la determinación francesa a comprometer sus fuerzas para frenar a los yihadistas acantonados en el norte de Malí y advirtió que durará “el tiempo necesario para vencer al terrorismo en esa parte de Africa” si bien es consciente de que la clave del éxito depende del tiempo que demande la Operación Serval, pues de lo contrario Francia corre el riesgo de revivir en pleno desierto africano una reproducción del infierno de Afganistán.

España y los países europeos comparten con Francia el riesgo de que la presión salafista desestabilice a Argelia, Marruecos y Mauritania y que su consolidación fomente atentados terroristas en suelo europeo por lo que en esta lucha contra el terrorismo yihadista, España y el resto de los paises de la UE  tendrán que coordinarse con la acción francesa e incluso apoyarla  estrechamente.

Finalmente, la intervención debería de servir no solo para expulsar a los terroristas del norte de Malí sino para derrotarles, y restaurar la seguridad y la estabilidad en la zona;en caso contrario se corre el riesgo, como en Afganistán por ejemplo, de no vencer sino sólo de debilitar al enemigo, y de salir dejando sobre el terreno el germen de futuros conflictos.

F. J. de C.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s