Desde PERÚ: Narcovuelos se intensifican en nuestra selva peruana

Desde

El crecimiento de cultivos ilegales de hojas de coca y de producción de cocaína en nuestro país (que nos ha ubicado como principal país productor a nivel mundial) trae como consecuencia un preocupante aumento de narcovuelos de avionetas en la selva peruana –la mayoría con matrícula boliviana– que realizan hasta 8 narcovuelos semanales y transportan cargas de pasta básica o de cocaína hasta Bolivia, y desde allí es distribuida a Brasil, Argentina, Paraguay y Europa.

Según el coronel PNP Jesús Rojas, jefe de la División de Operaciones Especiales Antidrogas Los Sinchis de Mazamari (Satipo), en  la selva de Pasco, incluidas áreas fuera del Vraem, existen 46 pistas clandestinas, habiéndose detectado en julio pasado una decena en la cuenca del río Ene. Dirigentes de comunidades de la Selva Central y del río Ene desde hace años han denunciado el incremento del narcotráfico y pistas, y pese a las evidencias no les prestan atención.

El año pasado el valle de Pichis Palcazú se convirtió en el centro de distribución de la droga proveniente del Vraem y del Huallaga, donde la Policía Antidrogas ubicó 36 pistas clandestinas. Entre mayo y diciembre 2012 desde Ciudad Constitución (margen derecha del río Palcazú) salieron 59 narcovuelos y  este año casi 60 más. A pesar que las pistas clandestinas son dinamitadas y destruidas por agentes de la Dirandro, muchas son rápidamente habilitadas por gente contratada por los narcotraficantes. Pero además, Juliaca e Ilave en Puno se han convertido en otro gran centro de acopio y distribución de droga en narcovuelos hacia Bolivia.

Bajo este panorama los narcovuelos se intensifican debido a nuestro deficiente control antidroga aéreo por no contar en la selva con radares de vigilancia del espacio y menos con un sistema de interdicción aérea. Existe una importante organización de narcotraficantes que opera, a través de narcovuelos, entre Perú, Bolivia, Brasil y Paraguay, que puede ingresar avionetas al país sin ser detectadas y dirigirse hasta alguna de las pistas clandestinas en nuestro territorio.

Deberíamos contar con sistemas de radar aéreos y con más aeronaves para sobrevolar continuamente la selva sur y detectar la existencia de pistas clandestinas, y asimismo, debería mejorarse la inteligencia operativa y efectuarse mayores coordinaciones con los países fronterizos para establecer acciones conjuntas e integradas contra las mafias de narcotraficantes que operan a través de narcovuelos a escala internacional.

Escribe: ALFREDO PALACIOS DONGO, Almirante ® de la Armada de Perú

Su blog  www.planteamientosperu.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s