El Rey, Banesto, la Sociedad Civil, la clase política y Mario Conde.

Mario Conde ha escrito un largo e interesante artículo con fecha 28/12/2013  que aparece publicado en su blog:

http://www.fundacioncivil.org/2013/12/el-rey-banesto-la-sociedad-civil-y-la-clase-politica/

En dicho artículo M.C. hace una serie de consideraciones muy interesantes sobre la Monarquía, la Sociedad Civil  la casta política, etc. y recuerda momentos muy dramáticos en  1992 cuando se produjo la intervención de Banesto banco del cual era Presidente.

Seguidamente procedo a publicar un amplio resumen de aquéllos párrafos del artículo que creo mas significativos aunque sugiero al inteligente lector que proceda a la lectura completa del citado artículo.

F.J.deC.

Madrid 9 de enero de 2.014

………………….

 

Confieso que desde hace algunos años no me siento el día de Nochebuena frente al Televisor para prestar atención a la imagen y palabra del Rey en su tradicional discurso navideño. Y que nadie piense que esa actitud refleja desdén por la figura del Monarca. Mas bien todo lo contrario, ….. afecto (al Rey) que, justo es reconocer, deriva en su arranque del que muy grande que sentí por su padre. D. Juan de Borbón, Conde de Barcelona. …….

El discurso del Rey de este año 2013 era particularmente difícil, no solo porque la valoración social de la Monarquía se encuentra muy deteriorada,…….. sino, además y sobre todo, porque estoy convencido que los niveles de sufrimiento que afectan a millones de personas en esta Navidad de 2013 eran desconocidos en los últimos veinte años. Y no solo sufrimiento por el presente sino, además, la terrible incertidumbre, la angustia de no saber cuándo y de qué manera se va a poner fin a todos los males que padecemos, ….. Pero, a pesar de que la responsabilidad del contenido del discurso se imputa al Monarca, las palabras a ser pronunciadas por el Rey deben recibir previamente el visto bueno del gobierno de turno. Lo viví de modo directo y personal en 1992.

Europa sí, pero sin obsesiones ni precipitaciones.

En aquellas fechas la fascinación por Europa podía provocar  decisiones apresuradas ……..El Rey, aceptando la idea, en el texto original de su discurso profundizó sobre este aspecto, pero entró en juego el postulado de la aprobación gubernamental de las palabras regias, y el contenido, en este y otros aspectos, se cortocircuitó, por decirlo cariñosamente……

Pero se pudieron conservar en el discurso estas palabras de D. Juan Carlos: “Europa sí, pero sin obsesiones ni precipitaciones”. ……

Al día de hoy necesitamos redefinir nuestra posición —la de España, me refiero— en el proceso de Unión Política de hegemonía alemana, precisamente por esas obsesiones, precipitaciones y servilismos derivados.

Corona y sociedad Civil.

….el discurso del Rey de ese año 1992 abordó un tema capital: la conexión de la Corona con la sociedad civil. Siempre pensé que la legitimidad de la Corona deriva de la sociedad y no debe edificarse sobre el aparato de los partidos. …

…….Fueron muchas las ocasiones en las que conversamos al respecto y D. Juan Carlos lo tenía claro como el agua, …..

……Si por algo sienten aversión los políticos integrantes de un modo de ser de la casta, es, precisamente, por estas dos palabras: sociedad civil. …. No en vano se han forjado un estatuto jurídico privilegiado para ellos,………………El Rey tuvo el coraje a abordarlo y vio como el texto original se castraba en las instancias puramente políticas…..

Así que tomé el camino derecho y me fui a hablar con Jesús Polanco, el entonces Presidente de Prisa, y hoy fallecido. Sabía a la perfección que una opinión suya se transformaba automáticamente en posición editorial del medio independiente……

…le expliqué no solo que mi tesis era la legitimidad de la Corona en la sociedad civil sino que el propio Monarca en el discurso abordaba la cuestión. Polanco reaccionó bien y dio las órdenes oportunas. ….. Lo que contaba era lo que aparecería publicado el día 26 de Diciembre, ….

El editorial de El País del día 26 de diciembre de 1992 se titulaba de esta manera: “La Sociedad Civil y la Corona”. Comenzaba diciendo: ”La gran virtud del discurso de Navidad pronunciado por el Rey es que en él hizo, tal vez por primera vez de forma tan explícita, un llamamiento al engarce de la Corona con la sociedad civil española”. ……… Lo había entendido y, además, comenzó a ponerlo en práctica. En Junio de 1993 presidió una sesión solemne del 500 aniversario de la Universidad Complutense en la que tuve el honor de dictar el discurso de investidura como Doctor Honoris Causa, que siguiendo ese sendero se tituló “Sociedad Civil y Poder Político”. El acto solemne se caracterizó por la ausencia total de políticos en activo,……

No es casualidad que cinco meses después los dos líderes de los partidos dominantes, …decidieran arrasar cualquier intento de poder civil, y para ello se “ocuparon” del Grupo Banesto que con su poderío financiero, industrial y mediático se había convertido en un referente en la sociedad española, un contrapeso al poder de la partidocracia, al tiempo que, al menos según ellos, impulsaba a la Corona por el sendero de alejamiento de la clase política. Hace veinte años que intervinieron a la entidad y pusieron al servicio de la mentira a los medios de comunicación de el Sistema. ……………………

La intervención de Banesto y la demolición de la sociedad civil

No es casualidad, sino, mas bien, certificado de autenticidad de lo que se perseguía, que Felipe González, en aquella mañana del 28 de Diciembre de 1993, le advirtiera al Rey, cuando le hablaba de Banesto, que no se metiera en cuestiones políticas. ……Aquella tarde del 28 de Diciembre, …recibí una llamada telefónica de Jesús Polanco en la que me aseguraba que su posición, la del periódico, era de considerar la decisión absolutamente inaceptable. Me refiero, claro, a la decisión de intervenir Banesto….

Pues bien, todo cambió a las 11 de la noche de ese día. ….La razón de tal mutación la explicó el Presidente de Prisa con estas palabras:”es una cuestión de Estado”. Y en eso se refugiaron muchos, incluso el propio Pascual Sala, entonces Presiente del Supremo, que no tuvo el menor rubor, ..en reconocer que las decisiones sobre mi humilde persona en sede judicial se tomaban al margen de la Ley y del Derecho …..La Razón de Estado como instrumento derogador de la norma. ….…….

Han pasado, como digo, veinte años. La crisis de las cajas de ahorro han evidenciado la mentira del caso Banesto. Mas de 60.000 millones (veinte veces lo que se decía de Banesto) hemos perdido los españoles por salvar el sistema……..

Y, en política, la eliminación de Banesto fue una clara advertencia a la citada sociedad civil: aquí no hay mas poder que el de la clase política. Y todos aceptaron la nueva tiranía. Y la Corona abandonó -seguramente forzada- el sendero de incardinarse en esa sociedad, …….El individuo solo frente al Sistema.

…..Una cosa es que Felipe González dijera al monarca que se abstuviera de intervenir en cuestiones políticas y otra bien diferente que el Rey lo aceptara. ……. Por tanto, el Monarca conocía la verdad. Y la cuestión es: ¿debió de atender la “orden” del Presidente del Gobierno? Yo mismo le insistí en que se alejara de ese escenario político, pero una cosa es que yo dijera eso y otra cosa es que se percatara de que su misión de “arbitrar el normal funcionamiento de las instituciones” se encontraba en juego en ese crítico momento. …… ¿Qué es arbitrar el normal funcionamiento de las instituciones? Dejo la pregunta en el aire, pero algo obvio iba a suceder: si el Rey se acoplaba a la demanda de abstenerse de su misión de arbitrar el normal funcionamiento de la instituciones, desde ese  mismo instante quedaría secuestrado por  la clase política y pasaría a ser uno de sus integrantes. De lo que estoy absolutamente convencido es de que si D. Juan no hubiera muerto no habría dejado pasar por alto esa brutalidad, sino que habría optado de manera directa por arbitrar el normal funcionamiento de  las instituciones…..

El discurso del Monarca de este año 2013 es el menos visto de los últimos veinte porque el Rey es hoy percibido como un integrante de la clase política, guste o no. La Corona se ha distanciado de la sociedad y quizás por ello la frase que figura en su discurso: “puedo decir que el sistema político que nació con la Constitución de 1978 nos ha proporcionado el período más dilatado de libertad, convivencia y prosperidad de toda nuestra historia”…… Ante la inexistencia de separación de poderes, ¿es verdadera la libertad? Y ante los separatismos, ¿es auténtica la convivencia plural? La mención al Sistema político está buscada de propósito por el redactor de su discurso.

El Rey integrado en la clase política

El alejamiento de la sociedad civil y su incardinación en la clase política es un hecho, guste o disguste y ahí, precisamente ahí, se encuentra la raíz del problema que sufre la Monarquía y que la conduce por un sendero de difícil retorno. Los problemas personales del Rey y de sus familiares tienen influencia, no me cabe duda, y el manejo de lo sucedido, y por suceder, con la Infanta Cristina es tan romo, tan falto de finura, tan desconocedor de lo real, del pensamiento de la sociedad española, que no acabo de entender como siguen transitando por ese camino…..

…No creo que nos quede otro remedio que mas o menos pronto abordar un cambio constitucional, …. en el que la cuestión de Monarquía República tendrá que plantearse. ………….

….Pero al tiempo que esto admito y sostengo que la Monarquía ha sido útil en el periodo transaccional instaurado en 1978.

¿Monarquía del siglo XXI?

¿Y el futuro? Pues complicado…..……

.La forma política de la Union Europea que en su día pueda existir será, como es normal, republicana. Pero mientras tanto podría darse una Monarquía del siglo XXI en España basada en tres factores: anclaje en la sociedad civil, defensa de la estructura unitaria del Estado Español  —la organización interior es otra cosa— y remedio final frente a la arbitrariedad de la clase política. …

Mal síntoma ha sido el discurso de este año. Las críticas, salvo los inevitables aduladores, —¡qué daño hacen a la Monarquía!—  han sido rotundas. Y es que el discurso no estuvo a la altura de los tiempos: generalidades, vaguedades, frases, palabras, frente a la realidad de una sociedad que sufre. ¿Que mas podía hacer el Rey?, dirán algunos. Pues ser Rey, digo yo. Y eso implica arriesgar en determinados momentos. En el fondo estoy seguro de que el proceso de demolición de la sociedad civil iniciado en 1993 se encuentra, como digo, en la base de la descomposición de la Corona. Y hoy, ¿que instituciones civil protegen a la Corona? ¿Ateneos? ¿Academias?. Eso que debería ser el soporte de la monarquía de hoy ya casi no existe. ¿Querrá el rey ponerse a esa tarea?. ¿Merecería la pena intentarlo? .

Mario Conde es Abogado del Estado y emperesario.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s