Extrema violencia en los disturbios de Venezuela.

Introducción.

En el año 1.983  viajo por primera vez a Venezuela, viaje que al mismo tiempo constituye mi primer contacto con el continente americano.Al salir del aeropuerto de Maiquetía camino de Caracas me sorprendió  ver, en la oscuridad de la noche, lucir allá en lo alto un impresionante número de lucecitas que podrían recordar las de un belén navideño; mas tarde, a la mañana siguiente, descubrí que se trataba de miles de “ranchitos”,  infra viviendas como chabolas, construidas formando los “barrios populares” que cubren gran parte de las montañas que rodean la ciudad.

Ese fue el primer contraste de los muchos que fui descubriendo en una ciudad como Caracas con impresionantes rascacielos, hoteles de lujo, excelentes restaurantes, centros comerciales, etc.; la gente a partir de  cierto nivel profesional y social vive dentro de urbanizaciones exclusivas con controles de seguridad a la entrada y viviendas acondicionadas como podrían estarlo las mas lujosas villas de Marbella, en España o de California en los USA.

Breves referencias de historia reciente.

Venezuela es un país de América  oficialmente denominado República Bolivariana de Venezuela. Políticamente es una República Federal, organizada en 23 estados federados, un distrito capital (que comprende la ciudad de Caracas), y las dependencias federales (311 islas e islotes).

Hugo Rafael Chávez Frías (28 de julio de 1954 – 5 de marzo de 2013) fue presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el 2 de febrero de1999 hasta su muerte. Ingresó en el Ejército Nacional de Venezuela en 1971 y fue cofundador en 1982 del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 (MBR-200) en medio de la crisis económica y social que conllevó al llamado Caracazo en 1989. En 1992, Chávez, junto con otros militares del MBR-200, intentó un golpe de Estado contra el entonces presidente Carlos Andrés Pérez, (conocido corrupto y muy amigo de nuestro ex Felipe González) que fracasó y por el cual fue encarcelado durante dos años, hasta ser indultado más tarde por el entonces presidente Rafael Caldera. Chávez se postuló a los comicios presidenciales de 1998 con el apoyo del Movimiento Quinta República (MVR), y tras obtener la victoria se convirtió en el 47.º presidente de Venezuela, con lo que buscaba consolidar la llamada Revolución bolivariana basada en su proyecto socialismo del siglo XXI.

Chávez inicialmente abogó por derogar la Constitución de Venezuela de 1961 en 1999, impulsando un referéndum constituyente que fue aprobado por más del 80% de votación popular. Luego impulsó un segundo referéndum constitucional que resultó en la ratificación de la nueva Constitución de Venezuela de 1999 con el 71,78% de los votos. El 7 de octubre de 2012, 19 millones de venezolanos acudieron a las urnas, resultando reelegido Hugo Chávez, en el poder desde 1998, frente al líder de la oposición Henrique Capriles. Al fallecimiento de Chávez el 5 de marzo de 2013,  le sucedió Nicolás Maduro  Moros (Caracas,23 de noviembre 1.962) que era el Vicepresidente y Ministro de Asuntos exteriores con Chavez, siendo proclamado Presidente de la República Bolivariana de Venezuela luego de las elecciones presidenciales celebradas el día 14 de abril de 2013.

El pueblo Venezolano eligió a Hugo Chávez Frías como nuevo Presidente para castigar la corrupción de sus partidos tradicionales Adeco y Copei, sin embargo, probablemente  jamás imaginó que esa elección les iba a traer consigo catorce ańos de gobierno de un socialismo radical y populista que si bien introdujo inicialmente medidas bien intencionadas para bienestar social de  las clases mas desfavorecidas, desembocó en una inflación galopante, desempleo generalizado, desabastecimiento, pillaje,delincuencia,saqueos y muérte por doquier bajo la creciente influencia de los hermanos Castro de la  Cuba comunista.

Las causas de los graves disturbios.

Lo que empezó hace poco más de una semana como una manifestación estudiantil contra la inseguridad en varios estados del país, ha ido  desencadenando una serie de movilizaciones y luchas callejeras a las que se han añadido varios grupos políticos y otros sectores de la sociedad con resultados muy violentos.Hasta el día de hoy, esos “incidentes”  se han cobrado ocho muertos, cientos de heridos de diversa consideración y cerca de seiscientas detenciones.

Inicialmente, dichas  protestas son contra la inseguridad, dado que Venezuela tiene una de las tasas de homicidio más altas del mundo. Grupos ciudadanos denuncian la impunidad con la que la delincuencia opera y apuntan un dedo acusador a las milicias armadas; pero además, a eso hay que añadir como causas de las revueltas, las siguientes:

a) La más alta inflación de toda América, que en 2013 llegó al 56,2% y continúa al alza.

b) Escasez de los productos básicos como la leche, el azúcar, medicamentos y papel higiénico con frecuencia no se encuentran en las tiendas.

c) Los apagones de energía que ocurren con frecuencia. Dos en la capital, Caracas, en 2013, pero muchos más en otras regiones.

d) Incertidumbre económica: el gobierno impuso un control cambiario a las monedas extranjeras en un intento para frenar la fuga de capitales y mantener artificialmente los precios de la cesta básica de la compra.

El dólar oficial se cambia a 6,3 bolívares pero en el mercado  negro vale diez veces más, y es en base a ese mercado negro de la divisa como los venezolanos calculan sienten el costo de vida.

La Asamblea Nacional otorgó poderes especiales al presidente Maduro para decretar varias leyes que buscan aumentar el control estatal de la economía.Entre ellas está limitar las ganancias sobre la venta de los artículos y fijar precios justos al consumidor.Estas medidas solo profundizarán más las distorsiones de la economía, creando mayor escasez y un mercado negro descontrolado, sin poder resolver los problemas de base.

Por parte del Gobierno se habla de una “guerra económica” impulsada por los enemigos de la Revolución Bolivariana; con anterioridad, Maduro había condenado los incidentes de la manifestación del miércoles 12/02, que atribuyó a un levantamiento “nazifascista” que buscaba un golpe de Estado.

Maduro no es Chávez.Ese el gran talón de Aquiles de las legitimidades carismáticas: no se pueden transferir a terceros una vez desaparecido su portador natural. Y por eso lo de Venezuela tiene tan mal diagnóstico. O la parte inteligente del régimen lo comprende y accede a pactar con la parte inteligente de la oposición, o los militares tendrán que tomar abiertamente el control. No queda otra; aunque Maduro haya declarado enfáticamente: “No habrá golpe de Estado en Venezuela, tengan la seguridad absoluta, que lo sepa el mundo”.

La opinión de un experto.

Seguidamente me es grato reproducir el artículo publicado (*) por un buen amigo, Almirante (r) Alfredo Palacios Dongo, de la Armada de Perú, que sintetiza con precisión y rigor la situación :

Venezuela: milicias y concientización

Es muy grave la situación política, económica y social en Venezuela, crecen las denuncias contra el gobierno de Nicolás Maduro por vulneraciones de libertades públicas y derechos humanos, sumado a la inseguridad del país. El pasado día 12, tras las protestas estudiantiles del “Día de la Juventud” en Caracas y otras ciudades –las mayores en este período de Maduro–, se alcanzó la expresión extrema de violencia produciéndose 6 lamentables muertes de civiles y la detención del opositor Leopoldo López por el Servicio Bolivariano de Inteligencia. El gobierno declara estas protestas como “golpe fascista para derrocarlo”, lo que ha aumentado la polarización al máximo.

En el campo militar, la “doctrina militar bolivariana” está basada en principios de “guerra popular de resistencia” y “participación permanente en seguridad ciudadana y orden interno”. La Fuerza Armada Nacional Bolivariana, además del Ejército, Armada, Aviación militar y Guardia Nacional, cuenta en su organización desde 2008 con la “Milicia Bolivariana”, creada por concepción particular del entonces presidente Hugo Chávez: “no hay mejor inteligencia que la del propio pueblo, las redes populares, entonces…la Milicia tiene que ser eso, el pueblo en armas”.

Esta milicia que cuenta con unos 100 mil efectivos alberga en su interior la “milicia territorial” –definida como el “pueblo en armas”– y los “cuerpos combatientes” –miembros de instituciones públicas, universidades o empresas–, tienen ascensos militares y reciben entrenamiento con fusiles, lanzacohetes y explosivos, y en la práctica serían el brazo armado de la revolución.

A pocos meses de asumir el gobierno, el presidente Nicolás Maduro anunció que para fortalecer y garantizar la estabilidad de la “Revolución Bolivariana”, su meta es llegar a 500 mil milicianos el 2015 y un millón el 2019, y además ha ordenado a los altos mandos castrenses crear con los trabajadores las “Milicias Obreras”.

Bajo este panorama, la vocación democrática que necesita recuperar este país para superar su grave crisis está muy lejos de lograrse, principalmente por el enjambre de concientización ideológica transmitida por Hugo Chávez durante sus 14 años de gobierno (2 feb.1999 – 5 mar. 2013) con su ideología revolucionaria radical –alineada con Cuba e Irán– transmitida lentamente a gran porcentaje de pobladores (incluyendo los sectores educacional y laboral) hacia el camino de la “Revolución Bolivariana” basada en su proyecto “socialismo del siglo XXI”, que ahora escrupulosa y fielmente continúa su sucesor Nicolás Maduro.

(*) Diario EXPRESO, Lima, sábado 22 de febrero de 2014; Columna: PLANTEAMIENTOS  Opinión página 14, http://www.planteamientos.com

F.J.de C.

Madrid, 23 de febrero de 2.014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s