El nuevo metro de Málaga.

 

El Metro de Málaga es una red de metro ligero de la ciudad española de Málaga, la cual dispone de dos líneas con un recorrido total de 11,3 kilómetros que han entrado en servicio comercial el 30 de julio de 2014. La red de metro ligero es operada por Metro de Málaga, concesionaria formada por FCC-Globalvía, la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía (AOPJA), Sando, Cajamar, Constructora Vera, Cointer y Comsa Emte, con un capital social de 136,5 millones de euros. Se espera que las dos líneas con 17 estaciones alcancen un número de pasajeros anual de 17,1 millones, superando para 2018 los 20 millones de viajeros después de que la red se haya extendido completamente hasta el centro de la ciudad.

En 2004 le fue adjudicado el contrato para diseñar, construir, adquirir el material rodante y operar la red durante un período de 30 años al consorcio liderado por FCC.

Sin embargo, las dos líneas comprenden el 81% de la red prevista en la primera fase de desarrollo del metro. El 19% restante incluye un tramo en construcción perteneciente a la sección El Perchel-Guadalmedina, que está programada para completarse a finales de 2016, un tramo subterráneo de 295 m de longitud desde la estación de Guadalmedina a la estación de Atarazanas en el centro de la ciudad, así como una vía de 1,8 km de extensión perteneciente a la Línea 2 que va desde Guadalmedina hacia el Hospital Civil situado al norte del centro de la ciudad.

La Línea 1 tiene un recorrido de 6,7 kilómetros desde el Andalucía TECH a El Perchel, un barrio que pertenece al distrito Centro de Málaga, situado en la margen derecha del Guadalmedina. El tramo subterráneo de 4,5 kilómetros de longitud de la línea comprende 11 estaciones, incluyendo la estación de El Perchel que es compartida con la Línea 2. La sección ofrece un fácil acceso al Campus de Teatinos, la Ciudad de la Justicia y el Hospital Carlos Haya.

La Línea 2 se extiende a lo largo de 4,6 kilómetros de la franja costera desde el Palacio de los Deportes hasta El Perchel, siendo completamente subterránea. En total cuenta con siete estaciones, incluyendo la que comparte con la Línea 1, proveyendo de servicio de metro al denso distrito Carretera de Cádiz de la capital.

Las dos líneas convergen en la estación de El Perchel, que ofrecen acceso al servicio de tren de alta velocidad AVE de Renfe, así como a la estación central de autobuses interurbanos.

La Fase 1 del Metro de Málaga incluye 12 estaciones subterráneas y cinco en superficie. El diseño de las mismas se basan en avanzados criterios de accesibilidad, ergonomía y flujos de movilidad optimizados. Las cámaras de vigilancia, paneles de información al pasajero y máquinas expendedoras de billetes automáticos han sido instalados en todas las estaciones para la seguridad y comodidad de los pasajeros.

Las estaciones cuentan con mamparas de cristal en el borde de los andenes, disponiendo de puertas que se alinean y sincronizan con las del tren para evitar el riesgo de caída de los viajeros en la vía. Asimismo, las estaciones de metro están diseñadas para proporcionar acceso directo desde la calle mediante ascensores y escaleras mecánicas.

El Metro de Málaga utilizará 14 unidades de tranvía CAF Urbos 3, cada una capaz de albergar 221 pasajeros. Los CAF Urbos 3, que también se utilizan en la red de tranvía de Zaragoza en España, alcanzan una velocidad de 70 km/h y están equipados con sistema de frenado triple, que incluye un freno eléctrico en el motor, así como ejes de freno mecánicos y electromagnéticos en la vía férrea. CAF Santana obtuvo la adjudicación para suministrar los 14 tranvías para el Metro de Málaga bajo un contrato por valor de 41 millones de euros.

El sistema de señalización implementados en las dos primeras líneas del metro utilizan la solución de Control de Trenes Basado en Comunicaciones (CBTC, por sus siglas en inglés) Urbalis 400 desarrollado por los ingenieros de Alstom. Esta solución utiliza el sistema de tecnología de comunicación inalámbrica y Protección Automática de Trenes (ATP, por sus siglas en inglés), para mejorar la eficiencia operacional al incrementar el número de trenes por hora al tiempo que permite una respuesta rápida ante cualquier incidente.

La inversión total para la red de metro ligero prevista en la primera fase se estima en 762 millones de euros, de los cuales 325 millones de euros fueron proporcionados por el Banco Europeo de Inversiones bajo un préstamo a 20 años, mientras que el resto de la financiación proviene de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Málaga.

Por otra parte, una empresa conjunta formada por Vimac y otras dos compañías les fue adjudicado un contrato por valor de 153 millones de euros para la electrificación e instalaciones electromecánicas, así como la instalación de ascensores, escaleras mecánicas y los sistemas de ventilación.

F.J.de C.

  1. Madrid, 2 de agosto de 2.014.

Nota: Con info de “fierasdelaingenieria.com”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s