La DIADA.

 

Un poco de HISTORIA.

Carlos II ‘El Hechizado’, último representante de la casa de Austria en España, murió sin descendencia en 1700; se inclinaba por un príncipe de la rama austriaca de su  misma dinastía para sucederle: el archiduque Carlos, pero finalmente Carlos II decidió entregar la corona al todo poderoso Rey de Francia Luis XIV en la mano de su nieto el duque de Anjou, que reinaría como Felipe V de España y sería el fundador de la casa Borbón española.

Abierto el testamento a la muerte de Carlos II, fue rechazado  por el Imperio austriaco al que se unió la Corona británica lo que origina el inicio de la Guerra de Sucesión española, guerra que en definitiva  es una guerra europea librada en el interior de España y por tanto una guerra civil española.

El 8 de mayo de 1.701 jura solemnemente Felipe V como Rey de España ante las Cortes de Castilla en el convento de San Jerónimo.

Conocedor de la mayor afinidad de los catalanes hacia la Casa de Austria, decide celebrar Cortes en Barcelona, en las que aprueba privilegios tan importantes como la concesión de puerto franco para la ciudad así como catorce títulos de nobleza y otras mercedes nobiliarias e instalando su corte en Barcelona durante el invierno de 1701.La paz no iba a ser duradera ya que Leopoldo de Austria estaba  intrigando en las cancillerías protestantes de Holanda e Inglaterra contra la alianza francoespañola que hacía peligrar los intereses comerciales ingleses en América; en 1703 es proclamado en Viena el Archiduque Carlos de Austria como Rey Carlos III de España lo que supone un gran aliciente para los partidarios de la dinastía austriaca  y el 14 de octubre de 1705 el pueblo de Barcelona, se alza a favor de la causa de Austria, adhiriéndose al Archiduque Carlos.

La guerra, aunque en teoría acabó con los Tratados de Utrecht en 1713 (que supuso, entre otras cosas, la pérdida de Gibraltar), y de Rastadt marzo 1714 ,  continuó de facto en España. En Barcelona, los defensores austracistas (partidarios del archiduque) fueron sometidos a un sitio de catorce meses, hasta que la ciudad cayó ese 11 de septiembre de 1714. Los embajadores catalanes en Viena y Londres intentaron negociar una salida digna para Cataluña pero su traición al soberano borbónico desencadenaría los resultados finales del 11 de septiembre de 1714.

EL MITICO 11 DE SEPTIEMBRE DE 1714

Y llega el mítico Once de Septiembre de 1714. Pasada la media noche del 10 de septiembre, siete columnas compuestas por unos 20.000 soldados se preparan para el  asalto final a las murallas de Barcelona bajo  las órdenes del mariscal duque de Berwick, que manda las tropas borbónicas. Debido a la intensidad de las lluvias, las bombas defensivas de la ciudad no llegarán a estallar facilitando la entrada de los borbónicos.

A las 4:30 de la madrugada del 11 de septiembre se desencadena el asalto final de las tropas borbónicas a la vez por todas las brechas.  Pasadas 2 horas de combate, y a solicitud del general Villarroel, se presentó en la muralla Rafael Casanova, alcalde de Barcelona,  enarbolando la bandera de Santa Eulalia; avisado por Villarroel de las dificultades para resistir,se presentó en la muralla con el estandarte de santa Eulalia, para dar ánimos a los defensores con aquel bando nítido y lleno de patriotismo español:

“Señores, hijos y hermanos: hoy es el día en que se han de acordar del valor y gloriosas acciones que en todos tiempos ha ejecutado nuestra Nación. No diga la malicia o la envidia que no somos dignos de ser catalanes e hijos legítimos de nuestros mayores. Por nosotros y por la nación española peleamos. Hoy es el día de morir o vencer. Y no será la primera vez que con gloria inmortal fuera poblada de nuevo esta ciudad defendiendo su rey, la fe de su religión y sus privilegios”

Por la tarde los generales Villarroel y  Sans Miguel aconsejan a los responsables políticos negociar para capitular y evitar la carnicería. Por la noche algunos consejeros de la Generalidad enarbolan bandera blanca señal de rendición final y entrega de la plaza.

Durante esta batalla destacaron gran número de patriotas que  murieron  luchando en bandos opuestos,  que lucharon por lograr una España más justa y más libre, por una España, en definitiva,  no sometida al despotismo político.

Rafael Casanova, cuya muerte heroica en defensa de Cataluña se ha glorificado falsamente tantas veces desde la mitología nacionalista, realmente no murió entregando su vida a la defensa de las instituciones catalanas; tampoco fue un mártir que muriera resistiendo a las tropas de Felipe V; la realidad es que Casanova después de recibir un balazo en el muslo fue trasladado al colegio de la Merced donde fue atendido con pronóstico reservado dos días más tarde de ser herido, logró escapar disfrazado de fraile del cerco de Barcelona y refugiarse en casa de su hijastro en Sant Boi de Llobregat.

Tras caer Barcelona en manos de las tropas de Felipe V, .en 1719 fue amnistiado por el Rey a quien juró acatamiento (el pragmatismo) volviendo a ejercer como abogado hasta retirarse en 1737. Murió en Sant Boi de Llobregat en el año 1743 a la edad de 83 años, un mártir realmente longevo.

Casanova fue, por tanto,  un burgués de Barcelona que en un momento crítico de la Historia de España, fue puesto al frente de una ciudad,peleó y defendió su idea de España: los fueros y leyes tradicionales austracistas (los fueros), como eran costumbre en la nación española de aquella época. Defendió Barcelona en nombre de esa España y lo hizo con la determinación que le obligaba la responsabilidad de su puesto de “Conseller en Cap” (Alcalde) de Barcelona .

Rafael de Casanovas un Patriota Español

Pilar Paloma de Casanova y Barón, descendiente de Rafael de Casanova, habla de su antepasado y reivindica su “patriotismo” y “españolidad” frente a los que quieren “adulterar la Historia”

Termina la Guerra de Sucesión, Felipe V pudo dedicarse a la reforma de la administración de sus reinos españoles, dictando leyes y órdenes, entre las que se conoce como Ley de Nueva Planta. Para algunos historiadores, el monarca Borbón es el artífice de la plena unidad de España.Con el transcurso de los años volvió el pragmatismos catalán a llenar la hucha con muchas pesetas del imperio español y borbónico. El siglo XVIII, sobre todo con la llegada de Carlos III al trono, sería un éxito económico para Barcelona, gracias al esplendor de su puerto franco, abierto al inmenso negocio con América. La burguesía colaboraba con la monarquía borbónica durante una época de prosperidad y muestras de afecto a Carlos III.

Cataluña fue la gran beneficiada con el Decreto de Libre Comercio con América y otras disposiciones beneficiosas para el mercado nacional. Antes que catalanes eran burgueses; sacrificaron sus catalanismos en aras del balance económico cuando fue necesario. La burguesía catalana de aquella época no era liberal, ni defensora de la industria libre, ni de la libre competencia, ni de la modernidad, ni de la laicidad. Era católica y proteccionista hasta las entrañas y políticamente muy conservadora.

Los comerciantes catalanes compartían proyectos con Cánovas del Castillo. Fueron más colonialistas que Weyler y cerraron filas con Antonio Maura frente al anarquismo apoyando la represión la ley de fugas y al dictador Primo de Rivera.

La Guerra Civil 1936 – 1939 supuso el enfrentamiento de catalanes contra catalanes igual que en el resto de España. Antes de 1.936 con la II República las milicias social-comunistas y los anarquistas de  CNT-FAI se cargaron a un gran número de catalanes de clase media: abogados, periodistas, militares que no participaban del sueño de la progresía catalana. También la idea centralista y totalitaria de los victoriosos fue muy bien acogida (solamente hay que ver en YouTube los documentales del primer desfile de la victoria en Barcelona).

EPILOGO

Hoy mismo, 11-09-2014 se ha celebrado en Barcelona la esperada manifestación con miles de catalanes llenando esta tarde las dos principales arterias de Barcelona, la Diagonal y la Gran Via, para formar una V gigante que sirva de reclamación de cara a la consulta del 9-N.  Esta consulta,que sin duda será declarada ilegal por el TC, constituye un desafío soberanista catalán organizado por el gobierno pretendidamente moderado de CiU pero apoyado por los radicales de ERC que llevan años echando un pulso a la Constitución, al Estado de Derecho, a la paciencia de los españoles, a la verdad histórica y a la marcha de los tiempos.

Para terminar, las últimas revelaciones acerca de la fortuna oculta en paraisos fiscales de la familia Pujol han puesto al descubierto una fosa de corrupción que pronto tendrá que ser investigada a fondo por la Justicia.

F.J.de C.

Madrid, 11 de septiembre de 2.014

.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s