Emilio Botín

 

Emilio Botín Sanz de Sautuola García de los Ríos (Santander, 1 de octubre de 1934 – Madrid, 10 de septiembre de 2014), falleció el pasado miércoles 10-09-2014 a los 79 años de edad tras sufrir un infarto al corazón en su domicilio.

Era bisnieto, nieto, sobrino, hijo, hermano y padre de banqueros. Su padre fue Emilio Botín Sanz de Sautuola López y su tío fue Marcelino Botín Ríos, quienes le precedieron como presidentes del Banco de Santander. Su hermano Jaime fue presidente de Bankinter.

Estudió en el colegio jesuita  de la Inmaculada (Gijón). Se licenció en Derecho en la Universidad de Valladolid y en Economía en la Universidad de Deusto, también regentada por los jesuitas y por la que han pasado la mayoría de los dirigentes de la banca actual y de muchas grandes empresas nacionales. Estaba casado con Paloma O’Shea, nombrada marquesa de O’Shea en 2008 por el rey emérito Juan Carlos I. Tuvo seis hijos: Ana Patricia, convertida ya en la nueva presidenta de la entidad,  Carmen, Emilio, Carolina, Paloma y Francisco Javier.

Antes de acceder a la presidencia, durante sus seis años como director general del banco, tenía una sola ambición: convertirlo en uno de los más grandes, rentables y mejores del mundo. En 25 años, sólo 25 años, lo consiguió, gracias a una conjunción de valores, algunos de los cuales los llevaba ya en los genes, como liderazgo, ambición, autoridad y otros conseguidos a base de esfuerzo, estudio, disciplina, la dedicación absoluta a su trabajo, y la autoexigencia.

Para construir el banco que había diseñado mentalmente, el mejor del mercado, el mejor banco para sus accionistas, era imprescindible, además, formar un equipo con los gestores mas brillantes y expertos conocedores del negocio bancario, al que inicialmente se incorporan Juan y Matías Rodríguez Inciarte y Rodrigo Echenique; mas adelante Alfredo Saénz y  después Javier Marín, actual consejero delegado; en cada momento busca los colaboradores mas adecuados a los que retribuye generosamente pero a los que exige algo mas que dedicación exclusiva, una semana laboral de siete dias y 24 horas por día..

El banco que hoy es el primero de Europa, era uno de los más pequeños de España cuando Botín  asumió la presidencia en 1986.

El mapa bancario español era bien distinto entonces. Los siete grandes, Banesto, Central, Hispano, Bilbao, Vizcaya, Santander y Popular enérgicamente controlados por el Banco de España constituían el poderoso oligopolio que dominaba toda la banca. Pero Botín desde el principio anunció que  dejaría de participar en los almuerzos semanales de los grandes, no quería ser esclavo de las ataduras y de los pactos de los banqueros que se repartían el mercado en esas citas.

La primera gran revolución que Botín puso en el mercado y que marcó un antes y un después en la banca española fue el lanzamiento de la Supercuenta. Llegaba a España la primera cuenta remunerada. En solo un año captó un 15% del total de los depósitos y su cuota de mercado subió el 50%. Este modelo le sirvió años más tarde para romper el mercado en los países de Ibero América en los que desembarcó el banco español en su proceso de internacionalización.

Botín fue también el artífice de la adjudicación del Banesto de Mario Conde intervenido por el Banco de España el 28 de diciembre de 1993 siguiendo instrucciones del Gobierno de González. Botín lo “compra”, literalmente se lo queda,en subasta a sobre cerrado (cuya plica no estaba firmada), lo que constituye un episodio bastante turbio y que pasará a los anales de la historia como un atentado al Derecho Administrativo y una muestra de la corrupción de las instituciones.

Con la toma de control de Banesto, el Santander se encumbraba al liderazgo del sector bancario en España, cuyo remate lo constituyó el anuncio por sorpresa, el 15 de enero de 1999, de la fusión del Banco Santander con el Banco Central Hispano BCH, previamente fusionados estos últimos. La integración supuso sumar Santander, Banesto, Central e Hispano Americano. en unos acuerdos que mas tarde significaron  generosas indemnizaciones para eliminar las incómodas presencias de José María Amusátegui y Ángel Corcóstegui los anteriores copresidentes del BCH .

A partir de ese momento, el músculo financiero del banco le permitió empezar una fuerte expansión en América Latina con la compra de grandes bancos en México (Grupo Serfin) y Brasil (Banespa), además de otras entidades en Argentina, Chile o Venezuela; mas tarde en Europa, Abbey National Bank,de G.B.

La dinastía Botín seguirá gobernando el imperio del Banco Santander como si fuera propiamente suyo, aunque  en total, según el último informe de gobierno corporativo disponible (2013), la familia Botín controla directa o indirectamente (a través de la fundación familiar) solamente un 1,542% de Banco Santander.

Ana Patricia (Santander, 1960), la primogénita de Emilio Botín, ya es la presidenta de la institución cuyo consejo de administración ejecutó sin rechistar y por unanimidad el Protocolo de Sucesión que elaboró el patriarca hace casi diez años.

La pregunta del millón es por cuánto tiempo, dado que parece que existe una cierta oposición de un buen número de accionistas institucionales, principalmente fondos de pensiones extranjeros, aseguradoras y un importante número de gestoras de fondos,que entre todos son los propietarios del 57% del capital del grupo y cuya participación en el capital es muy superior a la de la familia, si bien es verdad también que un 40% del capital del banco está en manos de inversores minoritarios, que suelen votar siempre a favor, y un 3% es propiedad del consejo.

La corriente a favor de la limitación de la permanencia de los consejeros y de la separación entre gestores y propietarios está fomentada por los organismos reguladores y supervisores, juega también en contra de la permanencia de la familia. Tanto en España como en el Banco Central Europeo y en la Comisión Bruselas se han elaborado numerosos códigos de lo que se denomina buen gobierno para que los intereses personales no interfieran en decisiones corporativas.

Para terminar, reproduzco el siguiente video de YouTube

en el que está grabada la tertulia de Intereconomía tv “El Gato al Agua”, en la que, entre otros contertulios, Mario Conde, expresidente de Banesto y directamente afectado por la incautación de su banco,  a que se hace referencia mas arriba, comentó con su habitual perspicacia,  ecuanimidad y respeto, la figura de Botín, del Banco de Santander  y de la banca en general.

FJ. de C.

Madrid, 15 de septiembre de 2.014

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s