Los ocho mejores nuevos museos del mundo (continúa).

En diferentes rincones de la geografía, una serie de museos concebidos para albergar colecciones de diversa índole impresionan tanto por lo que tienen que mostrar dentro de sus paredes como por su apariencia exterior.En sucesivos artículos se mostrarán los ocho mejores nuevos museos; en el presente artículo, continúa esta serie describiendo  los museos de  Nankín (China) y  Helsingor (Dinamarca).

F.J.de C.

Madrid, 13 de noviembre de 2014.

Nota: Se puede leer  historia original en inglés en el siguiente enlace:http://www.bbc.com/culture/story/20141017-the-eight-greatest-new-museums

II.- Museo de Arte de Sifang, Nankín (China)

El arquitecto estadounidense Steven Holl quiso con este proyecto dar continuidad a la ampliación que hizo del Museo de Arte Nelson-Atkins de Kansas, Estados Unidos, y a su vez recrear las “perspectivas paralelas” características de la pintura china.

El arquitecto estadounidense Steven Holl quiso crear “una sensación misteriosa para con el espacio”.

Según el propio Holl, para diseñar el Sifang Art Museum de Nankín se inspiró en los artistas que rechazaron la perspectiva del punto de fuga único de los pintores occidentales.

Y así creó “una sensación misteriosa para con el espacio”.

La base de la estructura es de hormigón y está forrada de bambú.

Y la galería superior, suspendida en el aire, ofrece una vista panorámica de la ciudad.

El museo, codiseñado por el arquitecto chino Li Hu, fue inaugurado en noviembre de 2013.

III.- Museo Marítimo Nacional, Helsingor (Dinamarca)

El museo debía estar situado sobre un dique; los arquitectos decidieron hacerlo dentro del dique.

Sin embargo, BIG propuso hacer el museo dentro del dique.

Con ello se evitaba que el nuevo edificio compitiera con el castillo de Kronborg, declarado patrimonio de la humanidad.

El estudio de arquitectura danés Bjarke Ingles Group (BIG) rompió las reglas con su propuesta para diseñar el nuevo Museo Marítimo de Helsingor.

Según la convocatoria pública, el centro debía estar situado sobre un dique seco.

Este diseño ganó un premio del Royal Institute of British Architects (RIBA).

El elegante vidrio del museo contrasta con el tosco hormigón del viejo muelle.

Y una serie de bolardos y bancos rodean la construcción, formando el nombre del museo en código morse, un sistema de representación de letras y números mediante señales emitidas de forma intermitente y empleado principalmente para comunicarse en el mar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s