Los atentados de París:  Desde el terrorismo y la amenaza yihadista hasta la libertad de prensa. “Yo no soy Charly” .

Para el mundo occidental, en general, y en particular para Europa y para España, la amenaza del terrorismo yihadista representa un enorme peligro del cual los últimos atentados de París solamente son un ejemplo.

Podría decirse que esto es una guerra en toda la regla como así lo declaró el Presidente G. W. Bush después del atentado del 11S.

Seguidamente se cita un amplio resumen del interesantísimo artículo Barbarie y libertad de expresión (*) que ha publicado el Gral Juan Chicharro  en  el diario digital “República” y cuya lectura íntegra  a través del enlace que figura al pié  recomiendo vivamente.

También se cita la  revista francesa “L’homme nouveau” que ha publicado un brillante artículo  sobre estos temas y finalmente una referencia a laCarta semanal” del Arzobispo de Oviedo Jesús Sanz Montes,  que lleva por título ‘Je suis chrétien, seulment’ (Yo soy cristiano, solamente).

 

  • Barbarie y libertad de expresión (amplio resumen):

“Esto es una guerra en toda regla. La que nos ha declarado el fanatismo islámico y en la que España es objetivo explícito, tanto por su historia como por su situación geográfica”…

….. “Estamos ante una auténtica cruzada inversa por parte de una rama salvaje -y creciente- del islamismo más radical, que pretende imponer por el peor de los medios violentos, como es un terrorismo brutal, una mala -pésima diría- interpretación del Corán. Por tanto, creo que debemos seguir luchando con todos los medios a nuestro alcance contra este enorme peligro para occidente” ….Ahora bien, a pesar de lo anteriormente expuesto, hay que hacerlo con inteligencia y no cometiendo determinados errores. …

“Je suis Charlie” es hoy elslogan difundido por todo el orbe. Una proclama que defiende la libertad de expresión a ultranza de la que disfrutamos los que tenemos la fortuna de vivir en un estado de derecho. Una libertad de expresión de la que me proclamo ferviente defensor, sin duda.

Dejando esto bien sentado, me pregunto si esta proclamada libertad de expresión no tiene límite alguno. Dicen que mi libertad termina donde empieza la del otro y en cuanto a la de expresión pienso si no sucede lo mismo….

si sabemos que el dibujo de las caricaturas de Mahoma -muchas de ellas absolutamente irreverentes- ofenden gravemente a los sentimientos religiosos de más de mil millones de personas en el mundo ¿a qué viene esa persistencia en dibujarlas?. Y, además, vanagloriarse de hacerlo.

Imaginémonos, por un momento, la misma situación pero a la inversa. O sea, que las figuras fueran las de Jesucristo, de la Virgen María o del Papa. Pienso que seríamos muchos los ofendidos gravemente. Sí, ya sé que también lo han hecho desde ese semanario francés, y desde otro parecido en España también, y no sucede nada. Claro que en mi opinión eso es síntoma claro de la degradación moral en la que ha caído nuestra sociedad relativista.

Digámoslo claro: la libertad de expresión no es infinita. No todo vale. NO. Creo que lo que ha hecho persistentemente Charlie Hebdo no es para mí el ejercicio de una legítima libertad de expresión, sino una irresponsabilidad, una provocación innecesaria y que además es lo que quiere la cúpula islamista radical….

A partir de aquí lo que vamos a ver es una radicalización de unos y de otros -que no lo eran-, y se va a entrar en una espiral de violencia imparable que es lo que busca el ISIS y Al Qaeda, quienes se mueven en el terror como pez en el agua….

Aplaudo la eficacia de Francia, pero al mismo tiempo yo apelaría a no continuar abonando la cantera de futuros yihadistas mediante el libelo y la blasfemia contra sus creencias. No tiene sentido racional y, además, resulta estúpido, inútil, ofensivo y contraproducente, incluso aunque sólo sea bajo un punto de vista de estrategia militar…..

  • Artículo de la revista francesa L’homme nouveau.

La revista francesa L’homme nouveau ha publicado un brillante artículo que viene a coincidir con lo anteriormente expuesto y que frente al eslogan:  “Je suis Charlie” que ha sido repetido por doquier como un mantra, esta revista francesa ha dicho, con notable valentía en estos momentos,  lo siguiente:

«Yo no soy Charlie: la libertad de expresión y la libertad de prensa no dan derecho a insultar, despreciar, blasfemar, a pisotear o burlarse de la fe o de los valores de los ciudadanos, ni a atacar de modo sistemático a las comunidades musulmana o cristiana. No, yo no soy Charlie y nos choca ver a Mahoma como una boñiga con turbante o a Benedicto XVI sodomizando niños. No es cuestión de tolerancia o librepensamiento: el insulto es una violencia. Charlie murió por haber minimizado los riesgos del Islam radical. Pensó que por vivir en un país cristiano podía insultar de forma segura. Yo no soy Charlie, pero soy cristiano. No he pensado ni por un solo instante que tenían que morir, o que habían encontrado lo que merecían. Paz a sus almas y que Dios les acoja, si ellos quieren, en su misericordia. Pero yo no soy Charlie».

 

  • Carta semanal del Arzobispo de Oviedo Jesús Sanz Montes.

 

Por su parte, el Arzobispo de Oviedo Jesús Sanz Montes, en su Carta semanal que lleva por título ‘Je suis chrétien, seulment’ (Yo soy cristiano, solamente) y en la que repudia la matanza en la capital de Francia contra la revista Charlie Hebdo pero en la que aprovecha para pedir respeto por las creencias religiosas.

  “Yo sólo soy cristiano. Por eso condeno esta matanza, al tiempo que leo con agrado a los que tienen la lucidez de condenar los execrables atentados que han acabado con estas vidas, y tienen la libertad de denunciar también la violencia que entraña siempre el insulto, el desprecio, la mofa, la ridiculización, la blasfemia, todo lo que injustamente hiere hasta la ofensa los sentimientos y las creencias de las personas que los tienen y las profesan, porque esto a su modo también es violencia.

El prelado añade además: 

“hay gente que está siendo asesinada por estos fanáticos extremistas por tener sencillamente un nombre cristiano, una fe cristiana, una vida cristiana. En Siria, Afganistán, Nigeria, Libia… matan a cristianos, secuestran a niñas cristianas, expulsan a cristianos de su tierra, roban sus casas y sus iglesias, sin que casi nadie de Occidente lo denuncie, ni se hagan conjuras intergubernamentales, ni se convoquen manifestaciones callejeras, ni se lloren a los que inocentes de toda provocación y ofensa, son masacrados sencillamente por ser diferentes, por ser cristianos sin serlo contra nadie”.

 

(*)http://www.republica.com/proa-al-viento/2015/01/12/barbarie-y-libertad-de-expresion/

 

F.J.de C.

 

Madrid, 17 de enero de 2.015

Anuncios

Un comentario en “Los atentados de París:  Desde el terrorismo y la amenaza yihadista hasta la libertad de prensa. “Yo no soy Charly” .

  1. Yo tampoco soy Charly. Faltaría más.

    Alabo tu buen gusto, y yo lamento no haber pasado a limpio sobre el papel esas mismas ideas de los artículos que has enviado sobre el terrorismo y la desverguenza de esos semanarios pedorros.

    Que le vamos hacer.

    aml

    PE: esta vez el imprudente General Chicharro ha estado bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s