Licitación internacional de submarinos para Australia.El submarino español S-80 excluido

 

El Gobierno de Australia va a invitar formalmente a Francia, Alemania y Japón para que participen en la importante licitación para construir su nueva flota de submarinos, en un proceso del que se ha excluido a Suecia y a España.

“Han sido invitadas Alemania y Francia porque están implicadas en una amplia gama de submarinos, así como Japón que construye los mejores submarinos convencionales de gran tamaño del mundo”, dijo el primer ministro australiano, Tony Abbott, en declaraciones a periodistas en la ciudad de Adelaida.

Un submarino  de alta tecnología de la clase Soryu de Japón

La empresa sueca SAAB, cuyo astillero Kockums construyó los actuales submarinos de clase Collins que tiene Australia, fue excluida de la lista porque ya no produce esta clase de barcos desde hace más de dos décadas, según la agencia local AAP.

Con respecto a ESPAÑA, el Ministerio de Defensa australiano no ha tenido en cuenta al submarino español S-80 para este  concurso a pesar de que en un principio era el pais que contaba con mayores probabilidades para entrar en la licitación que se comenta.

El Ministerio de Defensa pedirá a los aspirantes que presenten opciones sobre el diseño y la construcción, lo que incluirá las posibilidades de que sean fabricados en el exterior, en Australia o en un proceso combinado y a finales de año anunciará su decisión.

La Defensa australiana también establece que la entrega del primero de la flota de nuevos submarinos deberá ser entregado a tiempo para evitar problemas en la capacidad militar a mediados de 2020, cuando comiencen a darse de baja los antiguos.

Abbott explicó que los seis submarinos Collins de Australia seguirán operando durante un par de décadas por lo que los trabajos de mantenimiento seguirán realizándose en los astilleros estatales de ASC, en el estado de Australia del Sur.

El mandatario australiano insistió que a pesar de que se encargue la construcción de los submarinos a empresas extranjeras, su Gobierno garantizará más trabajos en los astilleros navales, que en su mayoría son propiedad de la estatal ASC.

“Bajo cualquier posible escenario habrá más trabajos en Adelaida”, comentó Abbott al intentar calmar el descontento sobre la posibilidad de que el encargo al exterior suponga un duro golpe para los astilleros en Australia, que vive la agonía de su industria automotriz.

La oposición y los sindicatos han acusado a Abbott de romper una promesa preelectoral que aseguraba que los sumergibles militares se iban a fabricar en el país.

Otros sectores también exigen aclarar  al Gobierno de Camberra, que contempla la adquisición de hasta 12 submarinos, si tiene una especial inclinación por los de la clase Soryu, construidos por Japón, país con el que firmó recientemente un tratado de libre comercio.

Australia invertirá en el proyecto de construcción de los nuevos submarinos unos 50.000 millones de dólares locales (39.022 millones de dólares o 34.000 millones de euros, según un comunicado del Ministerio de Defensa.

Navantia y la Armada australiana.

Como queda dicho, España ha quedado excluida de esta licitación en la cual Navantia había puesto grandes esperanzas dado que la Armada australiana es un gran cliente del astillero Navantia que ha intervenido en  diseño y construcción de dos buques anfibios tipo LHD y el de diseño de tres destructores AWD.

En efecto, Navantia ha construido para Australia  el buque “HMAS Canberra”, el mayor barco de guerra de la historia de la Armada australiana y uno de los barcos de asalto anfibio mas capaces y sofisticados del mundo.Detalles pueden leerse en el siguiente enlace:

https://lasmejoresideasdejeugenio.wordpress.com/2014/11/29/tecnologia-naval-espanola-el-mayor-buque-de-la-armada-de-australia-fabricado-por-navantia/

El retraso de Navantia en la construcción del submarino S-80.

El desarrollo del submarino S-80 está resultando un proceso lleno de reveses. A sus ya conocidos problemas de peso y de propulsión anaerobia AIP,  se suma el hecho de que Australia haya prescindido del S-80 en el importante  concurso que comentamos. La noticia implica que el astillero español Navantia se queda fuera de un concurso valorado en nada menos que 50.000 millones de dólares australianos (unos 34.000 millones de euros).

Sin embargo, recogemos del digital OneMagazine(http://www.onemagazine.es/)unas declaraciones del almirante Ángel Tafalla, ex segundo jefe del Estado Mayor de la Armada y del Mando Marítimo OTANde Europa Sur, quien nos ha pintado una situación mucho menos dramática.

Tafalla señala el retraso como principal causa de haber perdido la oportunidad de Australia -pero no la única-: “el submarino va bien y es puntero, pero se ha retrasado. La seguridad que tenemos nosotros de que va a salir bien no la tienen los australianos:   “el submarino (S-80) va bien y es puntero, pero se ha retrasado. La seguridad que tenemos nosotros de que va a salir bien no la tienen los australianos. Pero Australia seguirá siendo un buen cliente con otros proyectos, como el del Buque de Aprovisionamiento de Combate análogo al ‘Cantabria’. El almirante Tafalla apuesta por la propuesta de Japón como la ganadora más probable: “Japón ha hecho una interpretación de su Constitución que le permite exportar armamento. La diferencia de tiempos, a mi juicio, ha sido clave”, considera; “además, desde el punto de vista estratégico, Japón es para Australia un aliado más importante que España. Incluso teniendo el S-80 listo a tiempo, probablemente hubiese ganado Japon el concurso por razones mas estrategicas que tecnicas”.

Según Tafalla, los problemas con el peso y el sistema de propulsión de los S-80 se están resolviendo, gracias a la asesoría y las aportaciones de diversas compañías. “El S80 es un submarino oceánico muy potente, con una propulsión novedosa que, cuando se demuestre que es operativa, dará mucho juego”, afirma; “el golpe recibido ha sido el retraso, lo que supone un encarecimiento: cuantos más años tarde, más dinero nos va a costar”.

Una buena noticia, dado que “la importancia de los submarinos para la seguridad de un país es enorme. He visto a submarinos en situaciones operativas, como en Perejil o en las Malvinas, y un submarino infunde mucho temor. La cuestión del reconocimiento encubierto es clave. El problema es que sólo algunas naciones logran tenerlos, ya que son difíciles de mantener, de operar… y para ello hay que adiestrar a la gente”. Cuatro submarinos es lo único que asegura tener uno siempre operativo y otro listo para entrar.

 

F.J.de C.

Madrid, 1 de marzo de 2.015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s