El Salón del Automóvil de Frankfurt 2.015

Salón del automóvil de Frankfurt 2015

El Salón del Automóvil de Frankfurt es, junto con los salones de Ginebra y París, uno de los mejores escaparates para presentar novedades y también un termómetro para medir el estado de un sector industrial pionero en tecnología y al propio tiempo en diseño de un producto en transformación permanente.

Este año, el Salón de Frankfurt se celebra entre los días 17 y 27 de septiembre. La cita, que últimamente se celebra en años impares (en los pares le toma el relevo el Salón de París), es una de las más importantes en cuanto a novedades desde hace décadas; por ejemplo, el mítico Porsche 911 se presentó en 1964. Por cierto, este año hará lo propio el nuevo diseño del último modelo, el Porsche 911 2015 con motor turbo en las versiones Carrera.

Pero además, este año entre las novedades de Frankfurt 2015 se apuesta por las nuevas tecnologías y la conducción autónoma: la sección ‘Mobility Connects’, a la que se dedica una superficie de 30.000 metros cuadrados (12.000 de ellos dedicados a circuitos varios) se centrará en todo lo relacionado con el futuro del automóvil en el cual se trata también de conducción automatizada y los coches inteligentes.

En cuanto a otras novedades, este año, además, el Salón va a albergar algunas muy interesantes, como:

  • El nuevo Kia Cee’d 2016.
  • Las nuevas versiones del Alfa Romeo Giulia.
  • El resurgir de la marca Borgward con un SUV.
  • En cuanto a los típicos ‘concept’, se podrá ver desde creaciones como el Citroën C4 Cactus Cabrio, una especie de Mehari del siglo XXI que igual hasta llega a producirse en serie.
  • El Audi e-Tron quattro concept: dicen en la marca que su tamaño está entre el Audi Q5 y el Audi Q7. ¿A alguien le suena al nuevo Audi Q6 disfrazado de coche eléctrico?

De momento las estrellas siguen siendo los grandes fabricantes (Volkswagen, General Motors, Toyota, Daimler, etc.) y sus modelos, pero aumenta el protagonismo, en paralelo, de las soluciones informáticas para los “coches inteligentes”, campo en el que juegan mucho otras compañías como Google o Apple que aún no siendo propiamente del sector su relación e influencia  con los fabricantes clásicos ya se percibe muy importante.

¿Hasta que punto dependerá de estas compañías el coche del futuro? De momento  se están estableciendo poco más que  las conversaciones previas a alianzas varias para cooperar en el futuro.

También, alguna declaración en la que se asegura que no van por ahí los tiros. El primer ejecutivo de Google en Alemania, Philipp Justus, por ejemplo, despejó el martes algunas dudas al asegurar que esa compañía “ni fabrica automóviles y ni tiene previsto hacerlo”. Pero Justus daba en paralelo la clave de lo que Google quiere: relaciones para introducirse en una industria muy golosa.

¡Ojo!, porque el interés es recíproco: las grandes marcas quieren también explorar y evaluar por esa vía.

Lo que está claro, de momento y en cualquier caso, es que para diseñar y  fabricar a partir de ahora un vehículo en su conjunto está en juego, además de  lo de siempre: (carrocería, diseño, innovación técnica, confort…) , algo nuevo: la revolución digital. Y esa revolución puede dar paso a otra: la dependencia de grandes corporaciones como Apple o Google, carrera en la que perderá, según expertos, el fabricante que no se adapte.

Google, por ejemplo, que no ha puesto su pabellón en el salón de Frankfurt, tiene un acuerdo con 35 fabricantes para implantar el sistema operativo Android en sus modelos de coches. Y en la misma línea, fabricantes como Daimler o BMW mantienen una vía de cooperación y cruce de información con Apple.

En paralelo, las grandes marcas están aprovechando el salón de Frankfurt para mostrar las nuevas tendencias de sus modelos autónomos y conectados. Mercedes y Audi, por ejemplo, lo ha hecho en uno de los pabellones que sólo se dedica a eso, a la nueva movilidad.

Pero en ese mismo pabellón, el protagonismo no está tanto en el vehículo en sí como su software que le acompaña, lo cual depende esencialmente de soluciones informáticas. De momento, los fabricantes prefieren decir que no hay conflictos de intereses entre unos y otros, pero son conscientes también de que la digitalización es clave en el futuro del negocio.

Como ha señalado esta semana el director de Desarrollo de Audi, Ulrich Hackenberg, “la cooperación es necesaria porque los clientes quieren las conexiones en el vehículo, aunque hay campos en los que trabajamos solos”.

La cooperación en el futuro  apunta solo , de momento, a alianzas, transferencia de tecnología y compra de equipamientos.

Por ejemplo,  Audi, BMW y Daimler, compraron el sistema de navegación Here de Nokia por 2.500 millones de euros, dado que se han percatado de que para los clientes la movilidad no se reduce solo a los desplazamientos  ya que valoran enormemente la precisión y seguridad con que puedan realizarlos.

Como se decía en la mítica película Casablanca: “Presiento que este es el comienzo de una gran amistad.”

F.J.de C.

Madrid, 19 de septiembre de 2.015

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s