LA BLASFEMIA.

Según el diccionario de la RAE: blasfemia. (Del lat. blasphemĭa, y este del gr. βλασφημία). f. Palabra injuriosa contra Dios, la Virgen o los santos.

Uno, que ya tiene cierta edad, recuerda que en muchos lugares públicos, bares, estaciones de tren y autobuses, plazas y mercados, etc. figuraban carteles advirtiendo:

“Prohibido blasfemar y escupir, bajo multa de 25 pesetas” .

Eran los años cuarenta del pasado siglo,  después de la guerra civil, en los cuales la cultura imperante era el “nacional catolicismo” y por ello las autoridades civiles, consideradas como el brazo armado de la Iglesia, estaban facultadas para  aplicar las normas morales prescritas por la jerarquía eclesiástica.

España es un país en el que sus habitantes, generalmente intolerantes, siguen con entusiasmo la ley del péndulo, pasando de un extremo a otro; ahora, mas bien desde hace años,  algunos se permiten  blasfemar en público, a ser posible ante las cámaras de televisión y micrófonos de algunas radios, o mejor aún a través de las redes sociales como “twitter”, por ejemplo.

Hay que insultar de la forma más soez posible a Dios, a Jesucristo, a la Eucaristía, a la Virgen Santísima y ya, de paso, al Papa, a los obispos, a los curas…, “que se lo tienen bien ganado”(según ellos, claro)….

Puede ser en la Universidad Complutense, por chicos y chicas pretendidamente universitarios que asaltan la Capilla, profanado el sagrario, ellas semidesnudas,  vociferando expresiones ofensivas a Dios, La Virgen, la Religión Católica etc. que por decoro no quiero reproducir.

Todo ello les sale gratis; no solo eso,  así se promocionan y ascienden puestos en su partido político para luego estar en las listas y ser elegidos concejales de Ayuntamientos y diputados de Comunidades Autónomas, o cualquier otro cargo público.

Recientemente con motivo de la festividad de la Virgen del Pilar que también es la Fiesta  Nacional de ESPAÑA, 12 de octubre,  un actorzuelo, mas bien bufón o titiritero, cuyo nombre no cito para no darle publicidad, se permitió insultar a la Virgen del Pilar, a la nación española y a la Hispanidad; pues bien, las pestilentes palabras de este desdichado, han sido reproducidas por los medios de comunicación y redes sociales dándole una notoriedad que jamás ha alcanzado por sus méritos (?) en el ejercicio de su profesión.

Si alguien blasfema contra Alá o contra Mahoma, o simplemente reproduce su imagen y no digamos si los caricaturiza corre el riesgo de que le corten la cabeza .

Los insultos contra el Dios de los cristianos, Jesucristo, La Virgen, los Santos, la Iglesia, etc. salen gratis; los ofensores saben que la Jerarquía no se querellará jamás y los cristianos tampoco, (aunque tal vez deberíamos defenderlos con mas intensidad), somos tolerantes y amamos sinceramente la libertad de expresión aunque quizás no todas sus formas sean legítimas.

El blasfemo actual no es un pobre analfabeto, como lo era, generalmente, el de décadas anteriores que se caracterizaba por su rudeza y simplonería. Antes al contrario, como se dice antes, frecuenta la Universidad y los círculos mas o menos culturales del teatro, cine televisión, etc. disponiendo de los poderosos medios de comunicación y sobre todo las redes sociales en donde se ampara en el mas absoluto anonimato para depositar sus deyecciones mentales.

No deja de ser curioso que los países más católicos han sido los más blasfemos. La sociedad española de hoy  es mucho menos religiosa que antaño y quizá por eso se blasfema menos en términos generales. Por ello, a veces pienso que todas estas blasfemias en el fondo, muy en el fondo,  son manifestaciones de Fe, pues para blasfemar hay que creer en Aquel a quien se insulta pues si no ¿que sentido tiene ofender a algo inexistente?

F.J. de C.

Madrid, 19 de octubre de 2.015

Anuncios

2 comentarios en “LA BLASFEMIA.

  1. Querido Javier: Cierto al ciento por ciento y no habría que añadir nada a tu artículo, pero sobre el último párrafo …

    Junto a esa verdad de lógica filosófica de que no se puede injuriar algo que se cree inexistente sin caer en torpe contradicción, se da el hecho de que el blasfemo insulte para ofender en su creencia al desgraciado y palurdo creyente o bien para hacerle ver el triste estado de incuria cultural en que se encuentra. Estos últimos, diremos, que tienen buena fe y que su conducta es meritoria, ya que con afán apostólico consagran su vida en la recuperación para la sociedad de tanto descarriado a los que, blasfemando sin tregua, libera de su extravío. Noble acción.

    A mí nunca me ha escandalizado la blasfemia más que socialmente hablando, claro, porque la he considerado algo así, como un pedo expelido sin licencia, extemporáneo, es decir, que no viene a cuento y fuera del lugar apropiado, pero escandalizarme … Y tampoco me he reído, como no lo hago cuando alguien sorbe la sopa de la cuchara; está mal, pero no es caritativo hacérselo notar.

    Incluso puede ser que la blasfemia esté incorporada al acervo cultural del blasfemo y lo considere simplemente un vocablo, un modo de expresar sentimientos con rotundidad como antes de él lo hicieran sus padres y sus abuelos. Sólo así se concibe que “Cesar de tres hostias pudiera echar las naves del puerto” al traducir en un examen, cuenta la Antología de los Disparates, cierto párrafo de la Guerra Civil en el que se narraba cómo “César echó a tres naves del puerto de Ostia”. Nada más lógico y natural si Cesar estaba cabreado.

    aml

    • Gracias por tu comentario.
      Añadir a la tipología del blasfemo una característica que yo al menos no expuse y que posiblemente clarificaría, al menos en parte, la idiosincrasia de los mismos.
      Decimos que pueden ser palurdos, ilustrados, agnósticos o no, etc. pero lo que sin duda algunos son, máxime entre los citados sin nombrar en el artículo, lo que son realmente es IMBÉCILES (según el diccionario de la RAE).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s