Hillary Rodham Clinton a la puerta de la Casa Blanca.

bio-intro

 

El próximo  8-N todas las encuestas señalan que Hillary Rodham Clinton,en adelante H.R.C., o simplemente Hillary, será la próxima presidenta de los EE.UU.; es la candidata mejor preparada para la Presidencia de EE.UU. en mucho tiempo y en eso coinciden todos, hasta sus enemigos, los cuales la consideran deshonesta, a tenor también de las encuestas y sondeos.El electorado no la quiere demasiado pero afortunadamente para ella, la imagen que Donald Trump ha exhibido en la campaña, con su discurso demagógico, populista y xenófobo le puede dar la victoria.

Datos biográficos.

Hillary, H.R.C., nació el 26 de octubre de 1947 en Park Ridge, Illinois  un suburbio de Chicago; perteneciente a  una familia de clase media, asistió a escuelas públicas y fue educada en la religión metodista habiendo sido muy influenciada por las enseñanzas de esa iglesia pues su madre enseñaba en la escuela dominical. Durante su tiempo en la universidad Wellesley College, se involucró en activismo orientado a la justicia social que más tarde le implicó en temas como el estado de la educación y la salud de los trabajadores inmigrantes en granjas y sus familias y posteriormente a trabajar al Fondo de Defensa de los Niños.

Fue en la escuela de leyes de Yale donde ella y Bill Clinton se conocieron; el 11 de octubre de 1975 se casó con Bill en Fayetteville, Arkansas.

En 1977, Hillary cofundó la organización de Defensores de los Niños y las Familias de Arkansas, hizo que su misión como primera dama de Arkansas (1.983 – 1992) fuera mejorar los sistemas disfuncionales de cobertura médica y educación del estado.

Como primera dama de los Estados Unidos, durante la presidencia de Bill, (1.993 – 2.001) lideró el esfuerzo fallido por promulgar el plan de salud Clinton de 1993. En 1997 y 1999, ayudó a crear programas sobre seguro médico infantil, adopciones y hogares de guarda.

Su matrimonio sobrevivió al escándalo Lewinsky en 1998 y Hillary defendió con uñas y dientes a su marido en público, pese a la humillación.

En el año 2000, Hillary se convirtió en la primera mujer senadora de los Estados Unidos por el estado de Nueva York; en 2006, fue reelegida. En 2008, Hillary se postuló a la presidencia que, sin embargo, consiguió Barak Obama, quien, al ser nombrado Presidente, le nombró Secretaria de Estado (2.009 – 2.013). Clinton estuvo al frente de la respuesta norteamericana a la Primavera Árabe y respaldó la intervención militar en Libia. Asumió la responsabilidad por las fallas de seguridad relacionadas con los ataques en Bengasi de 2012, que terminaron en las muertes de personal del consulado estadounidense, pero defendió sus acciones personales en relación al tema.

Estableció como una prioridad de la política exterior de Estados Unidos el mejorar el estatus de las mujeres y las niñas en el mundo, trabajando para eliminar los obstáculos que limitan a éstas de alcanzar todo su potencial.

Al final del primer mandato de Obama, dejó su cargo y  el 12 de abril de 2015, Hillary anunció su campaña para la presidencia en las elecciones de 2016 que culminará el martes 8 de noviembre con su más que probable elección..

Puntos oscuros.

Una carrera política tan fecunda es obvio que  venga acompañada de problemas y escándalos más o menos manipulados por los republicanos, que han forjado desde los años 1990 la imagen de una mujer con amistades sospechosas y una ética errante.

La polémica y el escándalo han ido siempre de la mano de H.R.C.. Su popularidad fue en aumento durante sus primeros años en la Casa Blanca pero es en la Casa Blanca también donde  comienza su nutrida carrera de escándalos. Se llamó Travelgate a la decisión de destituir a los empleados de la Oficina de Viajes de la Administración, para contratar la empresa de un primo del presidente. El siguiente escándalo estuvo asociado a su proyecto de socialización del sistema sanitario.

Ya inmersos en plena campaña, y comenzando por el escándalo mas reciente, el FBI ha anunciado este viernes 28/10  que investigará una nueva batería de emails enviados por la candidata  H.R.C. durante su etapa al frente del Departamento de Estado, a pesar de que en septiembre rechazó presentar cargos contra ella. El órgano policial ha confirmado estas nuevas investigaciones en una carta remitida a destacados representantes republicanos en el Congreso.La reapertura del caso contaría con más de mil correos electrónicos hallados en el ordenador del ex congresista demócrata Anthony Weiner, envuelto en varios escándalos sexuales y casado con Huma Abedin, asesora y mano derecha de Clinton en la campaña.

El caso de los correos se cerró en falso en julio pasado y ha hecho mucho daño a la imagen de la candidata. De hecho, siguió en el limbo pero el Departamento de Justicia, una vez que el FBI consideró que no había encontrado motivos de delito, aunque sí de descuido, no procedió contra Hillary Clinton.

La candidata demócrata ha reconocido su error al usar un servidor privado y una cuenta no oficial para correos sobre asuntos relacionados con su cargo como secretaria de Estado.

Tras la investigación sobre el ataque en Bengasi (en el que falleció el embajador Stephens), salió a la luz este escándalo de los correos.

H.R.C. entregó parte del material pero borró 33.000 mensajes. Hillary, parece que está dispuesta a luchar por la Casa Blanca golpe a golpe cuando apenas quedan diez días para las elecciones. La ex Secretaria de estado retó ayer al director del FBI, James Comey, a hacer públicos los motivos de la reapertura de la controvertida investigación sobre sus correos electrónicos durante su etapa al frente del departamento de Estado. El director ha dicho que no sabe si los correos electrónicos a los que hace referencia en su carta son importantes», respondió Hillary después de conocerse el viernes que el jefe del FBI había mandado una escueta carta al Congreso para informar de la reapertura de la investigación sobre dichos mensajes.

Finalmente, y extrañamente para una gran defensora de la infancia como siempre ha sido Hillary, se ha erigido ahora como defensora de la multinacional del aborto, Planned Parenthood, arremetiendo en numerosas ocasiones contra las asociaciones pro-vida, llegando a tacharlas incluso de “terroristas”.El negocio del aborto parece querer a Hillary Clinton en la Casa Blanca.

Hillary es ambiciosa, fuerte, sabe cómo funcionan los resortes del poder en Washington. Es una ventaja y un inconveniente. En Washington no hay amigos ni favores. La sensación más generalizada es que si H.R.C. gana no será porque es mujer ni porque tenga un alto grado de aceptación en Estados Unidos. Será porque Trump su adversario es una calamidad y un personaje que horroriza incluso a muchos republicanos con responsabilidad en el partido.

F.J. de C.

Madrid, 30 de octubre de 2.016

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s