Biología: Clonados los primeros primates con el método usado para la oveja Dolly.

clonedprimates-640x347

Fotografías de Zhong Zhong (ZZ) y Hua Hua (HH), dos primates obtenidos por transferencia nuclear de células somáticas (clonación rerproductiva) a partir de núcleos de fibroblastos fetales de estos primates, a los 20 y 34 días después del nacimiento, respectivamente. Fotografía del artículo por Liu y col. en la revista Cell.

Se llaman  Zhong Zhong y Hua Hua. Tienen ocho y seis semanas de vida.Los monos, de la especie macacos de cola larga, son los primeros primates nacidos gracias a la misma técnica con la que fue clonada la oveja Dolly en 1996.Los macacos nacieron en los laboratorios del Instituto de Neurociencias de Shanghái.

En un artículo de la revista científica Cell,se ha informado de este acontecimiento científico que ha generado un intenso debate ético.

El método utilizado para crear a Dolly en 1996 ha sido usado posteriormente en más de 20 especies, desde cerdos y caballos a ratones y perros, pero es la primera vez que se utiliza la misma técnica en una especie tan cercana genéticamente a los seres humanos, razón por la cual, otros investigadores advirtieron sobre los peligros de clonar especies tan cercanas a la humana.

Los macacos fueron clonados mediante un complejo procedimiento,consistente en extraer el núcleo de un óvulo y reemplazarlo por otro núcleo procedente de una célula del cuerpo. En el núcleo se encuentra el material genético o ADN; si bien la técnica fue usada para clonar muchas especies, en el caso de los primates el método no había sido efectivo al principio y había dado lugar a un gran número de malformaciones y abortos espontáneos.

Los científicos chinos lograron mejores resultados cuando decidieron no transferir núcleos de células adultas, sino de células fetales.

En el caso de Zhong Zhong y Hua Hua se transfirieron núcleos de células fetales diferenciadas, como fibroblastos.Por razones obvias, no corresponde a este artículo a extenderse en abordar con amplitud los detalles del complejo  proceso.

Los científicos chinos desarrollaron más de 100 embriones de mono, pero solamente obtuvieron seis embarazos, de los cuales nacieron dos bebés sanos.

“Tratamos muchos métodos diferentes pero solo uno funcionó. Tuvimos muchos fracasos antes de hallar una forma exitosa de clonar monos”, señaló Qiang Sun, uno de los investigadores chinos.

Los científicos del Instituto de Neurociencias de Shanghái afirmaron que la razón principal para clonar los macacos es que esta especie cercana a los humanos evolutivamente puede ayudar a investigar enfermedades.

Sun afirmó que los monos clonados serán un modelo muy valioso para comprender patologías con una base genética como el cáncer o enfermedades inmunológicas o metabólicas.”Hay muchas cuestiones de la biología de los primates que pueden ser estudiadas con este modelo”, los animales genéticamente idénticos son útiles en investigación porque la gran variabilidad genética de animales no clonados puede dificultar las conclusiones de un experimento señaló Sun.

Muming Poo, director del Instituto de Neurociencias de Shanghái, señaló que

“los humanos son primates. Por consiguiente la clonación de una especie de primates ha superado la barrera técnica”.”La razón por la que hemos roto esta barrera es producir modelos animales que son útiles para la medicina, para la salud humana”, agregó.Sin embargo, Poo aseguró que “no hay intención de aplicar este método a los humanos”.

Ahora bien, dado que se trata de una especie muy parecida a la nuestra, un primate como nosotros, probablemente la clonación humana está  próxima a ser conseguida, (si es que de hecho no lo ha sido ya,a pesar de lo que manifiesta M. Poo)   lo que ha desatado un debate ético y político pues  hay que recordar que está prohibida en muchos países, entre ellos España.

Consideraciones éticas.

 

San Juan Pablo II, en la IV Asamblea General de la Academia Pontificia para la Vida:

“No es lícito realizar intervenciones sobre el genoma que no estén orientados al bien de la persona”

 

El cardenal Ratzinger, después Papa emérito, Benedicto XVI, en su día manifestó ( Doc. Donum Vitae):

“La actividad científica está sometida a la ley ética. La Ciencia no es un absoluto a lo que se puede sacrificar todo, aun la dignidad del hombre; progreso que va contra la dignidad del hombre no es verdadero progreso”.

 

El teólogo Javier Gafo, S.I., Catedrático de Bioética en la Universidad de Comillas en Madrid, dice:

“El desarrollo tecnológico no es un valor en sí absoluto, en nombre del cual pueda legitimarse cualquier tipo de avance. Las nuevas técnicas de reproducción humana pueden llevar a abusivas manipulaciones del embrión y a una degradación de su valor humano”.

Sin embargo, los argumentos  ético – morales no parece que tengan  el mínimo eco en un país comunista como China.

Esto quedó en claro, por ejemplo, en 2016, cuando científicos de la Universidad Médica de Guangzhou (China) restaron importancia al debate ético generado tras el anuncio de que habían usado la técnica de edición genética CRISPR para inducir una mutación en una célula humana y hacerla resistente al VIH.

En un comunicado, los investigadores de Guangzhou señalaron que :

las evaluaciones de personas fuera de este campo de investigación no tienen autoridad“….

“Para nosotros, lo más importante es seguir el camino en el que creemos y adquirir derechos intelectuales para no depender de otros. Esa perseverancia asegurará la posición de investigadores chinos en la comunidad internacional”.Y afirmaron, introduciendo, además, argumentos económicos que: ….. “Son los pioneros los que hacen las reglas en este campo”….y que “el mercado futuro del tratamiento de enfermedades por edición genética es incalculable”.

Ya en 1997, un articulo del filosofo alemán Gerhold Becker apuntaba una explicación a las diferencias del debate ético en China:

“China es un test para las teorías universales de ética” y apuntó “la relativa independencia del Confucionismo, la tradición moral dominante en China, de la influencia de tradiciones occidentales, fundamentalmente el Cristianismo”.

Sarah Chan, profesora de la Universidad de Edimburgo en Escocia y codirectora del Instituto Mason de Medicina, Ciencias Vivas y Leyes de la Universidad de Edimburgo, por su parte, ha manifestado:

“no debemos simplemente asumir que la investigación en China no cumple con estándares éticos”….”Es ciertamente importante comprender las diferencias entre culturas y países en cuanto a sus enfoque sobre la dimensión ética de la ciencia”.

Finalmente, y mientras la polémica ético – moral continúa, los científicos de Shanghái señalaron con entusiasmo que los monos Zhong Zhong y Hua Hua están creciendo normalmente, y afirmaron que esperan el nacimiento de más clones de macaco en los próximos meses.

F.J. de C.

Madrid, 27 de enero de 2.018

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s