Los inminentes modelos de trabajo que ya se vislumbran.

El informe del Foro Económico Mundial (F.E.M.) ‘El futuro de los trabajos 2018’ (‘The Future of Jobs 2018’), publicado en septiembre de 2.018 intenta ser positivo:  aunque desaparecerán 75 millones de empleos, pero, para compensar, surgirán otros 133 millones de otros nuevos  centrados en el potencial de las nuevas tecnologías para generar “nuevos trabajos de alta calidad” más que  para destruir puestos de trabajo preexistentes.El F.E.M. señala directamente a las empresas como los sujetos activos que deben evitar que esto ocurra (destruir puestos de trabajo preexistentes) y las acusa de, hasta el momento, no estar haciendo lo suficiente, dado que solo un 72% planifica cursos de formación para instruir su plantilla en las nuevas tecnologías que les permita enfrentarse a la cuarta revolución industrial con el entrenamiento necesario.

Grandes consultoras como McKinsey, PriceWaterhouseCoopers y otras  que publican periódicamente nuevos informes en donde abordan el impacto de los cambios tecnológicos que se avecinan, mantienen un análisis positivo con una perspectiva particularmente optimista, tanto para los trabajadores como para las empresas; es decir, que  el potencial positivo de las nuevas tecnologías será capaz de generar nuevos trabajos de alta calidad  que equilibren el  fuerte desempleo que sin duda también se producirá.

A título de ejemplo, según una estadística reciente del Departamento de Trabajo de los EE.UU., hasta un millón de empleos en programación estarán vacantes para 2020.

Ante este importante reto tanto las empresas como la Sociedad en su conjunto deben reaccionar e intervenir en múltiples frentes dado que lo que resulta indudable es que las exigencias a los candidatos que pretenden obtener un puesto de trabajo están cambiando y van a cambiar todavía más intensamente.

En cuanto a las empresas, y como ya queda dicho al principio, deben establecer e intensificar cursos de formación en las nuevas tecnologías para su personal existente y adoptar soluciones imaginativas para la contratación del nuevo personal; por eso, las más punteras empresas de Silicon Valley ( Apple, Google, IBM, Intel etc.) para solucionar este problema en el corto y medio plazo están ofertando puestos de trabajo para puestos cualificados para los que no requieren a los candidatos que hayan cursado una carrera en la universidad habiendo empezado a contratar a personas sin estudios universitarios.  “Estamos buscando personas que tengan una verdadera pasión por la tecnología”, remarcó Ladah, vicepresidente de Recursos Humanos de IBM  que aseguró que, en la actualidad, entre el 10 y 15 por ciento de las nuevas contrataciones, ”de nuevo perfil”  , de IBM, no tiene títulos universitarios; “hemos tenido mucho éxito con este nuevo enfoque de contratación basado en habilidades“, remarcó.

En cuanto a la Sociedad, es imprescindible replantear los contenidos y estructura de las carreras técnicas, desde  los niveles de la “formación profesional” (FP, en España) hasta los grados medios y superiores dado que las políticas de selección de personal de las grandes y más punteras empresas tecnológicas están denunciando la insuficiencia de los estudios académicos actuales; y esto es válido no ya para los EE.UU. cuyos planes son desde hace tiempo mucho más pragmáticos que los europeos sino también y muy especialmente para ESPAÑA,  donde se detecta un insuficiente aprovechamiento de la “ F.P., formación profesional” junto a una proliferación y masificación de títulos de grado superior, probablemente excesivamente teóricos y escasamente adaptados a la práctica y ejercicio de las novísimas tecnologías.

Los diez trabajos emergentes.

Seguidamente se relacionan diez de los nuevos trabajos que, según el informe del FEM, crecerán con fuerza durante el próximo lustro.

Como puede apreciarse, todos ellos requieren, o bien, el dominio de las nuevas tecnologías, o bien poseer indudables habilidades humanas o mejor todavía ambas; por ejemplo, primeros están relacionados con el desarrollo de ‘software’ o el análisis de datos, y los segundos con el contacto directo entre personas (como los profesionales del ‘marketing’ o las funciones de liderazgo).  El informe hace especial hincapié en el crecimiento extraordinario que van a experimentar algunas de las tecnologías emergentes, como la inteligencia artificial, el ‘big data’, y los analistas de datos, seguridad de información y los expertos en procesos de automatización.

5ba37e159fda5

5ba38641aa35a

5ba391660084e

 

1.- Analistas de datos y científicos.

2.- Expertos en Inteligencia artificial y Enseñanza automática.

3.- Directores de operaciones y generales para el imprescindible liderazgo.

4.- Desarrolladores de software y aplicaciones.

5.- Profesionales de Marketing y Ventas.

6.- Expertos en el análisis y ordenación de gran volumen de datos que se obtienen y generan, Big Data.

7.- Especialistas en nuevas tecnologías.

8.- Expertos en transformación digital, para ejecutar las las acciones necesarias para implantar las nuevas tecnologías.

9.- Especialistas en desarrollo organizacional para la mejora de productividad y sostenibilidad.

10.- Expertos en tecnología de la información.

F.J. de C.

Madrid, 24 de septiembre de 2.018

Nota: Fuente, el informe del Foro Económico Mundial (FEM) ‘El futuro de los trabajos 2018’ (‘The Future of Jobs 2018’).Imágenes de la Galería de imágenes del digital “lainformacion.com”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s