Terrorismo: Las Torres Gemelas fueron destruidas por una explosión.

06283724_xl

Hace ahora 15 años, el 11 de setiembre del 2001, tuvieron lugar los mayores y más espectaculares atentados terroristas ocurridos en el Continente Americano y probablemente en el mundo entero: Los realizados contra Las Torres Gemelas, así como el Edificio 7 del World Trade Center que se derrumbaron el 11 de septiembre de 2001; también fue atacado el Pentágono (sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos), en Arlington (Virginia).

Según la versión oficial, los incendios provocados por los aviones fueron la causa, pero un estudio publicado por la Sociedad Física europea(*) sostiene que eso no fue así, y que fue una demolición controlada.

El presente  artículo mantiene una teoría asaz discutible por su concordancia con teorías conspirativas dado que contiene especulaciones que no son las habituales  de los artículos puramente científicos; sin embargo, en el décimo quinto aniversario de estos gravísimos sucesos alguna revista científica ha considerado que estos puntos de vista podrían tener un contenido suficientemente técnico e interesante para ser publicados. Obviamente,  “el contenido de este artículo es responsabilidad de sus propios  autores y responde únicamente a la opinión de los mismos”.

El fuego nunca había provocado, antes o después del 11-S, la destrucción total de un edificio con estructura de acero, insiste un grupo de científicos en un artículo publicado en la revista Europhysics News(*), de la Sociedad Física Europea.

“¿Fuimos testigos de un acontecimiento sin precedentes en tres ocasiones [las dos Torres Gemelas del World Trade Center, de 110 pisos cada una, y el Edificio 7 del mismo complejo, de 47 pisos, que también cayó ese día, aunque no fue alcanzado por ningún avión] el 11 de septiembre de 2001?”, se preguntan los autores.

Los informes del National Institute of Standards and Technology estadounidense (NIST), “que intentaron apoyar esta conclusión poco probable, no convencen a un número creciente de arquitectos, ingenieros y científicos. En cambio, la evidencia apunta abrumadoramente a la conclusión de que los tres edificios fueron destruidos por demolición controlada”.

Teniendo en cuenta las implicaciones de esta conclusión, señalan, “es moralmente imperativo que esta hipótesis sea objeto de una investigación verdaderamente científica e imparcial por las autoridades responsables”.

Los investigadores son el físico Steven Jones, ex profesor de la Universidad Brigham Young (Utah, EE.UU.), experto en energía, y que ha publicado artículos sobre la presencia de material pirotécnico en el polvo de las Torres; Robert Korol, profesor emérito de ingeniería civil en la Universidad McMaster (Canadá), y experto en estructuras mecánicas y estructuras de acero; Anthony Szamboti, ingeniero de diseño mecánico, con 25 años de experiencia en diseño de estructuras para la industria aeroespacial y la de comunicaciones, y que también ha publicado varios artículos críticos con la versión oficial de la caída de las Torres; y Ted Walter, director de estrategia y desarrollo de Arquitectos e Ingenieros por la verdad del 11S, una ONG que representa a 2.500 arquitectos e ingenieros.

El NIST realizó una investigación de seis años (2002-2008), que concluyó que fueron los incendios los que provocaron la caída de los tres edificios.

Sin embargo, según el artículo publicado ahora, los fuegos no son capaces de generar tanta energía para provocar tal destrucción; los rascacielos tienen sistemas de agua para apagar los incendios, que evitan que el acero se caliente hasta llegar a un nivel crítico; los componentes de la estructura tienen protección antiincendios; y además las estructuras de los rascacielos son muy redundantes, de modo que la caída de una parte no provoque una caída completa.

El artículo critica la investigación del NIST, que “tenía la conclusión predeterminada de que fue el fuego el causante de los derrumbes”. En cambio, sostienen que la demolición controlada es la única explicación plausible.

F.J. de C.

Madrid, 14 de septiembre de 2.016

 

(*)NOTA: publicado en“Tendencias21”

Referencia bibliográfica:

Steven Jones, Robert Korol, Anthony Szamboti y Ted Walter: 15 YEARS

LATER: ON THE PHYSICS OF HIGH-RISE BUILDING COLLAPSES. Europhysics News (2016). DOI: http://dx.doi.org/10.1051/epn/2016402

15 years later: on the physics of high-rise building collapses

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s